Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

El 15% de embarazadas sufre un aborto en el primer trimestre de gestación

RSS

El 15% de embarazadas sufre un aborto en el primer trimestre de gestación
10 de febrero 2016
El 15% de embarazadas sufre un aborto en el primer trimestre de gestación

 La mujer se derrumba cuando al ir a hacerse una ecografía rutinaria el ginecólogo le dice que el embrión no tiene latido. O cuando se levanta de su mesa de trabajo para ir al baño y nota que está teniendo pérdidas de sangre. Más de una de cada diez mujeres embarazadas (el 15%) no ve cómo su vientre se abulta pues su embarazo concluye demasiado pronto y sufre un aborto espontáneo antes de las veinte semanas de gestación (un embarazo a término oscila entre las 38 y las 42). La mayoría de los abortos (9 de cada 10) tienen lugar durante el primer trimestre (antes de la semana doce); y el resto (1 de cada diez), después. Conforme aumenta la edad de la madre se multiplican las posibilidades de tener un aborto. Al igual que cuando se han sufrido otros previos. El año pasado en el Hospital Virgen del Camino (HVC), la mayor maternidad de Navarra, se contabilizaron 1.183 abortos y amenazas de abortos (un embarazo que finalmente llega a término) de los 4.191 partos que se registraron (el 28%). “Los abortos son más frecuentes de lo que se cree pero no hay que negar la importancia de lo ocurrido. Para la mujer es una gran pérdida y debe despedir a ese niño imaginario”, apunta el ginecólogo Jesús Zabaleta Jurío, especialista en reproducción y coordinador de la unidad de reproducción asistida del HVC.

¿Y por qué se aborta? Sobre todo, explica el facultativo, por motivos genéticos, enfermedades del padre o la madre o anomalías cromosómicas de los embriones. “La mayoría de los abortos son inevitables. Es decir, no ocurren por culpa de nadie, ni por haber hecho un esfuerzo ni cogido peso”. Lo que ocurre es que el embrión, continúa, puede estar sin vida dentro del útero varias semanas y la mujer comienza a sangrar cuando ha hecho un esfuerzo. Las anomalías cromosómicas (Síndrome de Down u otros tipos...) aumentan con la edad de la madre. Por ello, cuanto mayor es la embarazada, más probabilidad de aborto. “La mitad de los embriones que no son viables se eliminan, como un mecanismo de selección natural”. Además, algunos padres y madres sufren unas alteraciones genéticas que no se manifiestan (porque no dan síntomas) pero que hacen inviable que un embrión prospere. “En este caso, se puede recomendar un ciclo de fecundación in vitro en el que se seleccionan embriones sanos”.

 

El 15% de embarazadas sufre un aborto en el primer trimestre de gestación 

volver