Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Acupuntura como tratamiento complementario para la reproducción asistida, por la Dra. Julia Ramos

Acupuntura como tratamiento complementario para la reproducción asistida, por la Dra. Julia Ramos

06-06-2016 

La acupuntura, que originariamente procede de la medicina tradicional china, es una técnica terapéutica muy de moda en nuestros días. Por lo general, consiste en la aplicación de agujas metálicas en puntos especiales que facilitan la neuroestimulación.

Existen diversas técnicas con las que se puede llevar a cabo:

• Agujas metálicas.
• Moxibustión: aplicación de calor en los puntos de acupuntura.
• Ventosas calientes/frías.
• Electroacupuntura.
• Auriculoterapia: mediante auriculopresión (con semillas de Vacaria o bolitas metálicas) o auriculopuntura (con ajugas metálicas).

Los efectos son muy diferentes en función de la intensidad con que se apliquen las agujas y su localización.

Aunque cada vez más occidentales confiamos en estas técnicas ancestrales, hay quien sigue pensando que estos tratamientos carecen de base científica. Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la acupuntura ha demostrado su utilidad en ensayos clínicos controlados en el dolor durante la menstruación, en la inducción al parto y en la corrección de malas posiciones fetales. Pero son muchas más las patologías que pueden beneficiarse de su uso, aunque la evidencia científica aún no las avale. Otras indicaciones descritas serían: estrés, insomnio, infecciones urinarias recurrentes, disfunción eréctil, infertilidad, etc.

Brevemente, el proceso que se sigue si vamos a indicar un tratamiento de acupuntura sería el siguiente: tras realizar una historia clínica detallada, y en función de la patología que presenta la paciente, se derivaría al especialista en acupuntura que plantea la estrategia a seguir en base al diagnóstico. Generalmente se recibirán ciclos de acupuntura, cada uno de los cuales consta de cuatro a seis sesiones impartidas cada semana o bien cada dos semanas, hasta espaciarlas una vez al mes.

Centrándonos en los problemas de fertilidad y en el uso de la acupuntura durante las técnicas de reproducción asistida, hay ciertos momentos claves en el proceso en los que las pacientes podrían beneficiarse de su uso. La British Fertility Society (BFS) publicó en 2010 las guías sobre el empleo de la acupuntura en los tratamientos de fertilidad, ya que es una práctica más extendida en la sociedad anglosajona que en la española.

En los tratamientos de fertilidad, se recomienda la acupuntura en aquellas pacientes que presentan síntomas de estrés, ansiedad, insomnio, depresión, etc. La acupuntura ha demostrado su utilidad si se administra próxima a la punción ovárica para disminuir los requerimientos anestésicos y el dolor posquirúrgico.

Con respecto a la transferencia embrionaria, múltiples artículos publicados en revistas de alto impacto, como "Fertility and Sterility" y "Human Reproduction", afirman que una sesión de acupuntura antes de la transferencia durante veinticinco minutos, repetida tras la transferencia, mejora los síntomas de ansiedad e incrementa las tasas de gestación. Por tanto, se recomienda su utilización antes y después de la transferencia de embriones.

En cualquier caso, hay pacientes para los que la acupuntura está contraindicada, como quienes padecen trastornos de coagulación sanguínea o personas físicamente debilitadas.

Para terminar, para que la técnica tenga los efectos deseados es imprescindible que sea llevada a cabo por un especialista acreditado. De hecho, en muchas ocasiones los profesionales son médicos que han complementado sus estudios en esta rama de la medicina oriental.

 

Julia Ramos, ginecóloga especialista en Reproducción Asistida en IVI Sevilla.

volver