Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

La adecuada selección embrionaria permite la transferencia de un solo embrión, reduciendo la tasa de embarazo múltiple, por Gorka Barrenetxea

RSS
La adecuada selección embrionaria permite la transferencia de un solo embrión, reduciendo la tasa de embarazo múltiple, por Gorka Barrenetxea

 El retraso a la hora de decidir tener hijos es sin duda uno de los factores clave en el aumento de la demanda de tratamientos de reproducción asistida. La edad se asocia con una disminución progresiva de la fertilidad: una mujer pierde un 10% de la fertilidad entre los 30 y los 35 años y un 25% si el retraso se produce entre los 35 y los 40 años. Y aunque ciertamente la reproducción asistida no puede compensar de forma completa tal pérdida de la fertilidad, lo cierto es que permite la consecución del embarazo a edades avanzadas.

Por otra parte, se han producido avances en el campo de la reproducción que han permitido procedimientos más cómodos para la paciente. Por ejemplo, la estimulación ovárica suponía en el pasado más de un mes de tratamiento, mientras que en la actualidad se completa en menos de 15 días. Asimismo, las punciones ováricas eran efectuadas por laparoscopia (lo que suponía someter a la paciente a una cirugía mayor) y, sin embargo, hoy en día representan un procedimiento ambulatorio.

No obstante, los avances más importantes han tenido lugar en el laboratorio de Fecundación in Vitro (FIV). Podemos afirmar de forma categórica que los resultados de cualquier centro de reproducción asistida se basan principalmente en el trabajo desarrollado en su laboratorio. En este campo cabe subrayar dos hitos capitales: el desarrollo de sistemas de incubación embrionaria de video time-lapse y la vitrificación como procedimiento sustitutivo de la congelación clásica.

Disponemos en la actualidad de incubadores embrionarios que permiten (mediante diferentes análisis y algoritmos) seleccionar aquel o aquellos embriones con mayor probabilidad de implantación en el útero. Evidentemente, a mayor capacidad predictiva de implantación, mayor facilidad para seleccionar “aquel” embrión que vaya a implantarse y generar un embarazo, evitando la necesidad de transferir más de un embrión y, por ende, disminuyendo el riesgo de que se produzca un embarazo múltiple.

Sin embargo, si la capacidad de seleccionar no va acompañada de un procedimiento que permita “preservar” embriones sobrantes cara a un ulterior embarazo, lo cierto es que sería difícil cumplir con ese objetivo de realizar de forma casi exclusiva transferencias de un solo embrión. En este sentido, la vitrificación embrionaria nos permite tal preservación, dándose la circunstancia de que en manos adecuadas las tasas de embarazo son incluso superiores en transferencias de embriones vitrificados que en la de los embriones en fresco.

Estamos pues en condiciones de proponer y de practicar la transferencia de un solo embrión adecuadamente seleccionado gracias a la disponibilidad de sistemas de incubación embrionaria que permiten predecir la capacidad de implantación de cada embrión.

Sin embargo, lo cierto es que, al menos en España, teoría y práctica no van de la mano. Si revisamos los resultados del último registro de actividad de la Sociedad Española de Fertilidad correspondiente a los tratamientos efectuados en 2013, casi un 80% de las transferencias lo fueron de al menos dos embriones. Ello tuvo como consecuencia una tasa de embarazos múltiples superior al 20% (multiplicando por 10 tal riesgo respecto a la reproducción natural). Tomando los mismos datos, mientras que en embarazos simples un 10% de los partos fueron pretérmino, más del 50% de los partos de gestaciones múltiples fueron pretérmino. Es más, un 10% de los embarazos múltiples acabaron antes de las 32 semanas de amenorrea, con los consiguientes riesgos asociados a la prematuridad, sobre todo en casos de mayor riesgo.

La disponibilidad en nuestro centro de diferentes sistemas de video-time-lapse y la política de transferencia de embrión único que llevamos a cabo, nos permiten tener una tasa de embarazo múltiple del 6% con tasas globales de embarazo superiores a la media gracias a la política de transferencia de embriones vitrificados (http://reproduccionbilbao.es/resultados-en-reproduccion-bilbao/).

En definitiva, los especialistas implicados en los procesos de reproducción asistida debemos implementar una estricta política de transferencia de un solo embrión, lo cual es posible gracias a la disponibilidad de sistemas de incubación que permiten una selección embrionaria con alto valor predictivo de implantación.


Gorka Barrenetxea
Especialista en Ginecología y Obstetricia en Reproducción Bilbao

volver