Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

Ansiedad y Depresión en los Tratamientos de Fecundación in Vitro, por la psicóloga Mª Antonia González

RSS
Ansiedad y Depresión en los Tratamientos de Fecundación in Vitro, por la psicóloga Mª Antonia González

La Fecundación in Vitro (FIV) con ICSI es la técnica más utilizada en los diferentes centros de reproducción asistida. Consiste en introducir un espermatozoide dentro del núcleo del óvulo para que fecunde. Tiene muchas más probabilidades de éxito que una In-vitro convencional. Como psicóloga, reconozco que comunicar a una pareja que “la única vía para ser padres es través de una técnica de reproducción asistida” puede provocar en la mayoría de los casos una sensación de pérdida de control, así como una variedad de síntomas de ansiedad y depresión que, a priori, no se saben gestionar adecuadamente.

Los estudios demuestran que el impacto emocional existe. Tanto es así, que estudios recientes han publicado que el sufrimiento de los pacientes oncológicos es comparable al que viven las personas que pasan por un tratamiento de Reproducción Asistida.

Aparecen emociones negativas de rabia o miedo, que suelen venir acompañadas de valoraciones negativas sobre uno mismo. Verbalizaciones del tipo: “no sirvo porque no puedo ser madre” o “qué clase de mujer no puede dar un hijo a su pareja”, hacen que se instale de forma automática una baja autoestima y un alto nivel de culpabilidad. En algunos caso extremos, éste estado disociativo, mantenido en el tiempo, puede acabar en una ruptura de la pareja. Todo se complica más si antes hay intentos fallidos, abortos, etc.

A nivel psicológico, las parejas se enfrentan de dos maneras. La primera es enfrentarse con una conducta evitativa, que no ayuda a la superación del problema. Se trata de una conducta adaptativa pero a la vez se hace un esfuerzo continuo para no sentirse mal, consiguiendo así que las decisiones en torno a la solución del problema se dilaten en el tiempo. De esta forma el malestar no desaparece porque la realidad es que existe un problema para el que hay que poner una solución, quedándose la persona en un estado de “shock” que le impide tomar ningún tipo de decisión. La segunda manera de enfrentarse al problema es la que lleva asociada una estrategia más positiva lo que se llama la estrategia de aproximación hacia el problema. Esta estrategia te permite tener una visión general de la situación, valorando las diferentes opciones de forma que sea más fácil tomar decisiones, aumentado así la sensación de control del paciente y por consiguiente aumentando la autoestima.

Desde Instituto de fertilidad nuestro objetivo es educar al paciente en los aspectos médicos pero también en los psicológicos, ayudándoles a mejorar su vivencia del tratamiento, y en definitiva a mejorar su calidad de vida, guiándoles siempre con el fin de conseguir su sueño de ser padres.

Ven y conoce uno de nuestros encuentros:

Cada mes realizamos encuentros de pacientes con expertos para ayudar a resolver dudas y enriquecerse con las historias de otros pacientes que viven historias como la vuestra:

https://institutodefertilidad.es/eventos/?action=evrplusegister&event_id=1

Por Mª Antonia González
Psicóloga en Reproducción Asistida 
Unidad de Psicología en Instituto de Fertilidad

volver