Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

Beneficios del ácido fólico en el embarazo

RSS

Beneficios del ácido fólico en el embarazo
13 de junio 2014
Beneficios del ácido fólico en el embarazo

 Quedar embarazada es una noticia que llena de satisfacción y alegría a los progenitores y a todos los miembros de la familia. Pero a veces se vive con cierta ansiedad por la prevención que se debe tener en cuanto al correcto desarrollo del feto.

Por ello, para evitar situaciones de riesgo en el bebé es aconsejable administrar una pequeña cantidad de ácido fólico en los meses previos al embarazo y a lo largo del mismo. De esta manera, nos aseguramos que el bebé no desarrolle ninguna anomalía o defectos congénitos graves.

¿Qué es el ácido fólico?
El ácido fólico es una vitamina del tipo B (B9), la cual ayuda al correcto desarrollo de la columna, del cráneo y del cerebro del bebé. Se recomienda administrarlo unos 3 meses antes de quedar embarazada e, incluso, durante todo el periodo de gestación.

Por otra parte, además de aportar beneficios al bebé, previene la aparición del Alzheimer, la artritis o la osteoporosis, por lo que se convierte en un medicamento indispensable en las mujeres que están tratando de quedar embarazadas.

¿Qué cantidad se debe tomar?
El embarazo es un proceso largo y de muchos cambios en el que nuestro organismo se ve afectado en gran medida. El cansancio y la fatiga son dos de los problemas frecuentes, por lo que el ginecólogo recomienda utilizar algún medicamento multivitaminico para que revitalizar las energías.

Pero además, se debe acompañar este multivitamínico con la administración del ácido fólico formando parte de una dieta equilibrada. Una correcta alimentación durante el embarazo también ayudará a prevenir muchas carencias, tanto en el bebé como en la madre.

La cantidad recomendada en las mujeres que buscan quedar embarazada y no tener ningún tipo de problemas congénitos es de 400 microgramos diarios. Aunque también, podemos encontrar esta sustancia en muchos alimentos variados:

  • Vegetales de hoja verde: lechuga, col, espinacas y acelgas.
  • Legumbres: lentejas, frijoles, soja.
  • Cereales: arroz, avena, maíz, pan integral.
  • Carnes: hígado.
  • Frutas: melón, aguacate, naranjas y plátanos.

Riesgos de no tomar ácido fólico en el embarazo
Si el ácido fólico no se administra en el tiempo que se recomienda, dará lugar a defectos en lo que se conoce como tubo neuronal. Este tubo neuronal es la parte del embrión por la cual se forma el cerebro y la médula espinal, ocasionando defectos en los mismos. Las anomalías frecuentes son:

  • Espina bífida, fusión incompleta de la médula espinal y la columna vertebral.
  • Anencefalia, subdesarrollo grave del cerebro.
  • Encefalocele, desarrollo de una protuberancia de tejido cerebral hacia la piel causado por una abertura anormal en el cráneo.

Estas anomalías en el tubo neuronal se presentan en los 28 primeros días del embarazo, por lo que, a modo de prevención, es tan primordial tomar el ácido fólico en el momento en el que ya se piensa buscar la idea de tener un bebé.

Más beneficios del ácido fólico
Además de prevenir todos los defectos del tubo neuronal, el ácido fólico ayuda a prevenir enfermedades como el labio leporino, paladar, corazón y tracto urinario. Todos ellos, también de gran importancia en el desarrollo normal del bebé. Por otra parte, desempeña una función curcial para el organismo como es la fabricación de glóbulos rojos, necesaria para la transportación de oxígeno de los pulmones hacia todas partes del cuerpo. Algunos estudios indican que, además, puede ayudar a protegerse de enfermedades cardíacas.

También, contribuye al rápido crecimiento de la placenta y el feto. Es necesario producir nuevo ADN (material genético) a medida que se multiplican las células, por lo que sin la cantidad adecuada de ácido fólico la división celular podría verse afectada y llevar al desarrollo insuficiente del feto o la placenta.

 

Beneficios del ácido fólico en el embarazo

volver