Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Beneficios geniales de estar embarazada

Beneficios geniales de estar embarazada

30-01-2017

 

Estrías, náuseas, vómitos, mareos, cansancio… El embarazo está caracterizado por traer consigo una serie de molestias que, pese a ser una de las épocas más entrañables, tal y como afirman muchas mujeres, hacen que no deje de ser un periodo incómodo. Sin embargo, también es cierto que a lo largo de estos nueve meses la futura mamá puede beneficiarse de algunas ventajas… ¡y disfrutar de ellas! Te las contamos

 

Tendrás un brillo especial

Durante los meses de embarazo, tendrás la piel y el pelo mejor que nunca. Podrás disfrutar de una piel de porcelana que no conseguirías usando ningún producto ni remedio casero. Tu piel se verá perfecta, sin brillos ni grasa extra. Además, lucirás una gran melena, y es que tu pelo estará más brillante, frondoso y suave que nunca.

 

Gran energía

Durante estos meses, sobre todo durante el segundo trimestre, es posible que sientas que aumenta tu energía y te notarás más entusiasta. No todas las embarazadas tienen que sentirse cansadas; las hormonas y la ilusión de ser mamá serán responsables de que afrontes cada día con una gran vitalidad.



Mayor protagonismo y consideración

Sentirás cómo la gente de tu círculo está más pendiente de ti, te cuidan y son más considerados. Está claro que tus amigos y familiares estarán continuamente pendientes de tus necesidades y antojos, pero recibirás un trato preferente incluso de las personas desconocidas. Un ejemplo claro de este comportamiento se traduce en la cesión del asiento en el transporte público.

 

Vía libre de antojos y de… ¡dormir!

Durante estos meses, nadie te va a recriminar si comes más chocolate de la cuenta o si se te antojan pepinillos a las dos de la madrugada. Ya sea un mito o no, ¡aprovéchate! Ten en cuenta también que las embarazadas necesitan dormir más; por ello, tienes carta blanca si un sábado no te desperezas hasta el mediodía y después de comer te apetece echarte una siesta.

 

Sin duda, estos privilegios harán que los momentos de cansancio, náuseas y vómitos pesen menos en la balanza, pero no hay que olvidar que el primero y más importante de todos es la ilusión y la felicidad que sentirás sabiendo que tu bebé

volver