Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

Una de cada cinco mujeres congelaría sus óvulos para retrasar la maternidad de forma voluntaria

RSS

Una de cada cinco mujeres congelaría sus óvulos para retrasar la maternidad de forma voluntaria
13 de noviembre 2012

Las dificultades económicas y la falta de confianza en el futuro, razones para retrasar el momento de tener hijos, según un estudio 

Una de cada cinco españolas congelaría sus óvulos para retrasar la maternidad de forma voluntaria, cifra que se incrementa al 26% en el caso de los hombres que estarían de acuerdo en que su pareja se sometiera a dicho procedimiento. Sin embargo, casi la mitad de las mujeres desconoce la posibilidad de recurrir a esta técnica, según los resultados del estudio sociológico «Causas del retraso en la maternidad y sus consecuencias», desarrollado por la Clínica Eugin.

La doctora Valerie Vernaeve, directora médica de la clínica, considera que la técnica de congelación de óvulos supone una «opción rápida y cómoda» para conservar la calidad de los óvulos saludables de la mujer al mismo tiempo que se asegura «la transmisión del propio ADN a los hijos».

De acuerdo a esta investigación, el hecho de no tener hijos supondría un impacto emocional importante para el 67,5% de los españoles, especialmente para las mujeres (69,3%) frente al 60,7% de los hombres, y para los que tienen entre 30 y 39 años (71,7%)

Actualmente, la media de edad en tener el primer hijo en España, se sitúa en los 31,2 años según datos del Instituto Nacional de Estadística y se ha ido retrasando paulatinamente en los últimos años.

El estudio aporta datos sobre el deseo de tener hijos de los españoles, y, en este sentido, cerca de la mitad de los entrevistados muestran un deseo alto de tener hijos; esta cifra es mayor entre las mujeres (48,5%) que entre los hombres (43,7%), en cuanto al rango de edad entre los que tienen entre 30-39 años (51,2%) y los habitantes de Murcia (70%) y Navarra (56,7%). Entre las principales razones esgrimidas por aquellos que no se plantean tener hijos en el momento de la encuesta se encuentran las dificultades económicas (39,7%) y la falta de confianza en el futuro (30,3%).

Al respecto, la doctora Dolors Cirera, psicóloga clínica de la Clínica Eugin, señala que el impacto emocional de no poder tener hijos de forma natural es «tan elevado» que, según datos de un estudio presentado en el último Congreso de la Sociedad Española de Fertilidad, «alrededor del 20% de las pacientes presentaban síntomas importantes de ansiedad y un 10% de depresión al inicio de un tratamiento de reproducción asistida».

Menor fertilidad a partir de los 30

Respecto a la edad ideal para tener hijos, más de la mitad de los encuestados señalan la década de los 30 a los 40 años como el mejor momento para tener hijos. Sin embargo, «a partir de los 30 años las posibilidades de quedarse embarazada con los propios óvulos disminuyen cada año, esto significa que a los 30 las probabilidades son del 78%, y se van reduciendo puesto que a los 35 años son del 57% y a partir de los 40 es difícil quedarse embarazada con los propios óvulos», explica la doctora Vernaeve.

Sobre los factores que tienen mayor influencia en el retraso en la edad de tener hijos, los entrevistados destacan conseguir una mayor estabilidad económica (73,7%), disfrutar del ámbito personal (34,8%) y desarrollar una carrera profesional (31,5%).

En cuanto a las opciones de conciliación familiar y laboral, el 95% afirma que en las empresas se dan pocas o nulas facilidades para tener hijos y ocho de cada diez entrevistados coinciden en que dentro de la pareja son las mujeres las que se ocupan principalmente de ellos, opinión secundada en mucha mayor medida por las mujeres (84,2%) que por los hombres (59%). Además, cerca del 60% considera que el hecho de tener hijos afecta sensiblemente al tiempo que se dedica a la pareja.

Fuente: abc.es

Una de cada cinco mujeres congelaría sus óvulos para retrasar la maternidad de forma voluntaria

volver