Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Colecho: ventajas e inconvenientes

Colecho: ventajas e inconvenientes

 28-05-2014

Tras la llegada de un nuevo miembro a la familia, un pensamiento común en la mayoría de las parejas es: ¿y qué pasa ahora con nuestro descanso? Y el bebé, ¿dormirá bien? ¿Se despertará por las noches? En este post te hablamos sobre el colecho, una práctica habitual en muchas partes del mundo pero que genera opiniones dispares en nuestra sociedad actual. ¡Atenta!

Aunque la palabra colecho no aparece en el Diccionario de la Real Academia Española, su significado hace referencia al acto de que los bebés duerman con sus padres. Hablamos de un “fenómeno” que comenzó hace poco más de treinta años en E.E.U.U y que abogaba por que los niños descansaran en el lecho parental para facilitar la lactancia materna y estrechar los vínculos con los padres.

Sin embargo no se trata de algo nuevo ya que, desde sus inicios, el ser humano ha practicado el colecho. Durante cientos de años las madres amamantaban a sus hijos por las noches casi sin despertarse, proporcionándoles alimento y protección, y no fue hasta finales del siglo XIX, con la aparición de las casas compuestas por varias habitaciones, cuando los bebés empezaron a dormir apartados de sus progenitores.

Hoy en día probablemente muchas parejas desconozcan esta práctica, no están familiarizadas con el término aunque lo practiquen, o lo hacen solamente cuando el bebé está enfermo. Es por ello que a continuación destacamos las principales ventajas e inconvenientes que, según los expertos, tiene esta fórmula.

Ventajas:
• Se trata de una vía rápida para facilitar la lactancia en las tomas nocturnas, especialmente durante los primeros meses.
• Permite a los padres responder con rapidez ante cualquier lloro o queja, sin tener que levantarse de la cama y desvelarse.
• Permite reforzar el lazo entre padres e hijos.
• Ayuda a sincronizar los tiempos de sueño de la madre y el bebé.

Inconvenientes:
• Puede perjudicar el sueño de los padres, pues éstos, al estar demasiado pendientes del bebé, no descansarían correctamente.
• El bebé puede coger la costumbre de asociar su sueño con el de sus padres, por lo que a la hora de dormir la siesta o en otras ocasiones en las que tenga que hacerlo solo, podría encontrar dificultad.
• La vida en pareja podría resentirse.
• También hay teorías que afirman que los niños que han practicado el colecho con sus padres durante más de un año, serán más dependientes de éstos y tendrán mayores problemas de socialización.

Pero sea cual sea tu opinión, estas son algunas recomendaciones que debes seguir para llevar a cabo un colecho seguro:
• El colchón debe ser plano y firme, ¡olvídate de las almohadas!
• Asegúrate que no hay ningún hueco por el que el bebé pueda caerse.
• No cubrir su cabeza.
• Intenta evitar el sobrecalentamiento del entorno; se desaconseja el uso de edredones y el exceso de temperatura ambiental en la habitación.
• No dormir en la misma cama si los padres son fumadores.

volver