Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

¿Cómo influye el tabaco en el embarazo?

¿Cómo influye el tabaco en el embarazo?

 16-12-2013

¿Cuántas veces habéis escuchado que el tabaco es malo para la salud? ¿Y durante el embarazo? Seguro que muchas, pero es que hay que ser muy consciente de que fumar durante la gestación puede tener consecuencias muy perjudiciales, tanto para la futura mamá como para el bebé. Así que, si eres una mujer fumadora y estás buscando el embarazo, ¡atenta!

Los efectos negativos de fumar en la salud de las personas son de sobra conocidos, pero cuando un bebé está creciendo en la tripa de la mamá las contraindicaciones se multiplican por mil. Y es que aunque hay quienes afirman que es menos nocivo disminuir el consumo de cigarrillos que la ansiedad que provoca el hecho de no fumar, la realidad es que el humo del tabaco, de forma directa o pasiva, expone al feto a más de 7.000 sustancias tóxicas que pueden afectar a su desarrollo y crecimiento.

Las realidad más observada por los ginecólogos es que los bebés de madres fumadoras pesan al nacer, por término medio, entre 150 y 250 gramos menos que aquellos recién nacidos cuyas madres no fuman. También es más alto el riesgo de obesidad, abortos espontáneos y mortalidad perinatal o durante el primer año por causas desconocidas. Pero además el tabaco potencia que el niño padezca enfermedades congénitas o que desarrolle las mismas patologías que los fumadores, como problemas de corazón o enfermedades respiratorias: asma, bronquitis, neumonías…

Y no solo existen riesgos durante el embarazo; el humo del tabaco también está contraindicado durante el periodo de lactancia, ya que las sustancias dañinas del mismo se transmiten a través de la leche materna, privando de esta forma al niño de los beneficios de la misma. Todo ello podría tener consecuencias a largo plazo en la vida del niño, desde trastornos del aprendizaje a problemas de atención e hiperactividad, e incluso aumentan las probabilidades de adicción en el futuro.

Así pues, si estás embarazada o te gustaría ser madre es importante que te plantees cómo puede afectar a tu salud y a la de tu descendencia el hábito de fumar. En algunas mujeres el malestar y las náuseas de los primeros meses son motivo de que éstas sientan inmediatamente aversión hacia el tabaco, pero si no, conocer sus efectos nocivos puede ser el primer paso para evitar el consumo durante la gestación. ¡Toma conciencia!

volver