Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Cómo poder cuidarnos y favorecer nuestra fertilidad

Cómo poder cuidarnos y favorecer nuestra fertilidad

 Es importante que todas las parejas que comiencen con la búsqueda de un embarazo realicen una evaluación de su alimentación y de sus hábitos de vida y de esta manera poder detectar a tiempo si existe o no algún desorden nutricional que esté afectando su fertilidad.


Una dieta sana es aquella que aporta los nutrientes óptimos para el mantenimiento y regeneración del organismo y aporta bajos niveles de alimentos perjudiciales para la salud. No hay por tanto, alimentos “superalimentos” de los que haya que comer exclusivamente, como tampoco los hay “ malvados” que no haya que probar nunca, hay que tener una dieta variada, en la que abunden los saludables, sobre todo aquellos que como veremos son buenos para nuestra fertilidad.


Debe ser rica en carbohidratos complejos principalmente integrales y legumbres y en frutas y verduras fundamentalmente frescas.


Se debe comer abundante pescado azul y aceites no refinados. Evitar grasas saturadas y productos procesados artificialmente. Las grasas se aportarán con el aceite de oliva, frutos secos y semillas.


No se debe abusar de las carnes rojas. Sí se puede en cambio, consumir carnes blancas y huevos.


Debes consumir productos lácteos enriquecidos en vitamina D, no demasiado grasos como yogures y quesos. La vitamina D modula los procesos reproductivos en mujeres y hombres. Aproximadamente el 80%-90% de la vitamina D se deriva de la producción inducida por la luz solar en la piel sólo una pequeña cantidad de la vitamina D total en el cuerpo se deriva de la dieta y/o suplementos. Por lo que es recomendable exponerse al sol, al menos 10- 30 minutos sin protección, (dependerá del tipo de piel y estación del año),luego te proteges o retiras y no en las horas más peligrosas, para que la vitamina pase a ser activa. La vitamina D se puede obtener también de plantas o setas que contienen ergocalciferol (vitamina D2) o de pescado grasos (como el salmón, el atún, las sardinas.


No hay ningún alimento mágico por el que consigamos rejuvenecer nuestros ovarios con su consumo, ni siquiera que esté demostrado que ayude a mejorar la cantidad ni la calidad de nuestros ovocitos.


Pero sí podemos con la ingesta de alimentos ricos en sustancias antioxidantes tratar de frenar este proceso. ¿Cuáles son alimentos que proveen antioxidantes a la mujer?


-Betacarotenos (proveen de la vitamina A y se encuentran principalmente en zanahoria, espinacas, calabaza, albahaca, tomate).
-vitamina C (se encuentran en pimientos, tomates y cítricos)
-Licopeno (se encuentra en el tomate)
-vitamina E (aceites vegetales, vegetales de hojas verde, semillas, nueces,etc.)
-La astaxantina Es el carotenoide antioxidante más potente cuando se trata de captación de radicales libres. La astaxantina es el carotenoide que le da color rojo al salmón, a los langostinos, la caballa, etc).

Otro factor relevante es el peso. Tener un índice de masa corporal (IMC) adecuado, es un factor de buen pronóstico para gestar. El IMC se puede calcular multiplicando la talla al cuadrado y este valor se divide por el peso. IMC ente 20-25 son las cifras recomendables, pues el sobrepeso (IMC>25) y la obesidad (IMC>30) disminuyen de forma considerable las posibilidades de éxito.
Tampoco es recomendable tener un peso excesivamente bajo. Un peso insuficiente en el hombre puede provocar un descenso en el recuento y actividad espermática. En el hombre también la escasa cantidad de grasa corporal puede afectar los niveles de testosterona.


Si queremos bajar de peso y no utilizar azúcares para endulzar podemos usar otros edulcorantes como:


-El xilitol: es un azúcar que procede del abedul, que edulcora pero con menos kilocalorías que el azúcar. Cuidado que tiene efectos laxantes.
-El sirope de ágave: se obtiene del cactus de ágave, es el sustituto vegano de la miel.
-Miel: (304 kcal frente 387 kcal del azúcar)
-Edulcorantes como el aspartamo: Existen autores que defienden que un consumo excesivo puede ser perjudicial.


En cuanto al ejercicio, se recomienda ejercicio suave, no de impacto. No realizar más de 7 horas de ejercicio intenso a la semana. Es recomendable que los varones no practiquen bicicleta en exceso ni monten a caballo, ya aumenta la temperatura y presión testicular. ( Ni llevar el teléfono móvil cerca de los testículos)
A los pacientes que acuden a una Unidad de reproducción hay que animarles a realizar cambios positivos, saludables en sus hábitos de vida que permitan mejorar sus probabilidades de lograr un embarazo y concebir un hijo sano, como es el hecho de recomendarles abandonar aquellos hábitos tóxicos.


El tabaco y el alcohol provocan un exceso de radicales libres y un aumento del estrés oxidativo. Lo que conllevaría a acelerar el envejecimiento del ovario, reducir la fecundidad, aumentar los abortos. Los hombres que fuman deben saber que existe una asociación entre el tabaquismo y la reducción de la calidad del semen.


En cuanto al consumo de cafeína hay resultados contradictorios en los trabajos publicados. Pero no debe superarse un consumo superior a 5 tazas al día. Ojo! con las bebidas energéticas cafeinadas que tienen altos niveles de la misma, así como las bebidas con cola.


Por todo ello, a nuestras parejas infértiles o estériles debemos recomendarles una dieta sana y variada, el abandono del consumo del tabaco y café, realizar ejercicio de forma regular pero tampoco en exceso, mejor al aire libre, para favorecer la exposición solar, así como lograr tener un peso adecuado y de esta manera podremos incrementar las posibilidades de éxito en su búsqueda de gestación.


Así lo recomiendo en el libro “La dieta de la Fertilidad y el embarazo” donde podréis profundizar en estos temas.

 

 

 

Ónica Armijo, Ginecóloga adjunta Hospital La Paz

volver