Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

¿Cómo recuperar la figura tras el parto?

¿Cómo recuperar la figura tras el parto?

25-11-2013

Por fin has cumplido tu deseo de ser madre y tienes a tu bebé en casa, pero una vez que te acostumbras al cambio que esta nueva personita supone en tu vida, te das cuenta de que tu cuerpo ha quedado muy transformado con el embarazo. Y no sólo eso, sino que a los kilos de más, estrías o flacidez, se suma el poco tiempo que te queda para dedicarte a ti misma. Por eso en este post te dejamos algunas claves para recuperar la forma después del parto. ¡No te lo pierdas!

Piensa positivamente: ¡bajar de peso es posible!

Lactancia: darle el pecho al bebé supone un alto gasto calórico que, naturalmente, hará que bajes de peso.

Cuida tu alimentación: hacer dieta en el período de postparto no es una buena idea ya que necesitas una gran energía para sobrellevar el cuidado de tu bebé. No obstante, es un buen momento para empezar a comer más sano y con una dieta variada. Los líquidos, frutas y verduras deben superar el consumo de harinas, dulces y grasas.

• Un poco de ejercicio después del parto también es necesario, en cuanto tu médico te dé el visto bueno. Las sesiones deben ser breves para no fatigarte, y si lo que quieres es empezar a ver los resultados pronto, debes ser paciente y constante. Por ejemplo, la gimnasia con el bebé es una buena idea para tonificar y fortalecer tus músculos sin realizar grandes esfuerzos, a la vez que estrechas lazos con tu hijo. Otra opción es pasear durante 20 minutos, hacer bicicleta estática o practicar ejercicios para reforzar los músculos pectorales. Pero, ¡cuidado!, no fuerces los abdominales hasta que tu suelo pélvico se recupere.

• El uso de cosméticos como cremas reductoras o antiestrías también es una buena idea si no te queda tiempo para hacer ejercicio. Procura tomarte unos minutos para ti cada día después de la ducha.

Pero sobre todo recuerda que aunque te cueste desprenderte de tu bebé, si no te ocupas de ti misma más tarde te reprocharás haberte abandonado; al fin y al cabo se trata de unos minutos cada día. ¡Mucho ánimo!
 

 

volver