Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

¿Cuál es la frecuencia con la que se deben mantener relaciones sexuales para conseguir el embarazo?

¿Cuál es la frecuencia con la que se deben mantener relaciones sexuales para conseguir el embarazo?

15-12-2014

 A todas las parejas que llevan intentado conseguir el embarazo durante un tiempo les surge la duda de si estarán haciendo las cosas correctamente. Una de las cuestiones que plantean cuando acuden a la consulta con el ginecólogo es con qué frecuencia y en qué momento se deben llevar a cabo los coitos.

Es fácil orientar a las pacientes que tienen sus ciclos regulares, ya sean largos o cortos. En aquellas mujeres cuyos ciclos sean cada 28 días, sabemos que su ovulación ocurre entre el día 12-14 del mismo y que las relaciones sexuales se deben intensificar esos días. En aquellas mujeres cuyos ciclos sean cortos, cada 24-25 días, sabemos que su ovulación ocurrirá antes, entre el día 9-10 del mismo; y en las de ciclos largos, cada 30-34 días, sabemos que su ovulación ocurre de forma tardía, entre el día 15-16 del ciclo.

Los gametos tienen un tiempo de vida media, por lo que no imprescindible tener relaciones a diario, pero sí en días alternos cuando estamos en el periodo fértil.

Por otro lado, la vida media del ovocito es menor que la del espermatozoide, y éste permanece durante más tiempo en el aparato reproductor femenino a la espera de poder fecundar al ovocito.

Así que la recomendación si estáis buscando el embarazo es mantener relaciones sexuales cada día o cada dos días durante los cinco días de máxima fertilidad de la mujer, es decir en el momento periovulatorio.

Se debe tener en cuenta que para que haya una buena muestra seminal se debe dejar un periodo de recuperación, por tanto no es favorable tener más de una relación al día en esta búsqueda.

Si las cosas se hacen correctamente se estima que en un año debe haberse podido lograr el deseado embarazo. Si no es así se debe comenzar un estudio básico de fertilidad para diagnosticar posibles causas de infertilidad.

volver