Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Cuidadoras para el primer mes de vida del bebé

Cuidadoras para el primer mes de vida del bebé

 23-06-2014

En EEUU y Reino Unido cada vez son más las parejas que contratan a una persona durante el primer mes de vida de su bebé como ayuda a iniciarse en el difícil arte de ser padres. En España, hasta la fecha, no es una práctica tan común, pero poco a poco estamos asistiendo a una nueva tendencia.

Como podréis imaginar es una práctica costosa, pero que nos facilita el proceso de adaptación que se va a iniciar entre padres e hijo. Y es que todos sabemos que el primer mes de vida es muy duro, sobre todo para la madre, ya que después de enfrentarse a un embarazo y un parto, debe afrontar una situación nueva, estresante y sin descanso, sin hablar de los cambios hormonales y físicos que se están continuamente produciendo en ella. Por tanto, tener la opción de contar con un apoyo en esta etapa es un privilegio.

Es cierto que nosotros aún no estamos acostumbrados a este tipo de ayuda, ya que por suerte en nuestro país el concepto de unión y ayuda familiar está mucho más afianzado. Sin embargo, por los tiempos que corren, esta figura cada vez se hará más presente en nuestro medio.

Me gustaría trasmitiros la experiencia de una pareja que recientemente ha contado con este apoyo y me ha ido informando de cómo se ha ido desarrollando la situación. Los pacientes son de Alemania y están instalados en nuestro país por motivos laborales. Como podemos entender, esto implica que iban a carecer de ayuda familiar para el cuidado de su futuro bebé. En las últimas visitas de control gestacional ya me hablaban de que unas semanas antes del parto vendría a vivir con ellos una nodriza de Inglaterra. De hecho, en unos de los últimos controles acudió con la pareja a la consulta y pudimos conocernos.

La mujer fue contratada no sólo para enseñar a los futuros padres los cuidados del bebé en el primer mes de vida, también para hacerse cargo durante todo el día y la noche de los cuidados y necesidades del recién nacido. Ella enseñaría a los padres a identificar las necesidades de su hijo según los llantos y ruidos que este hiciera.

La futura cuidadora estuvo presente el día del parto con nosotros en el hospital y ayudó a la madre desde sus inicios con los cuidados del bebé y con la lactancia materna, ya que sabemos que al principio suele haber una dificultad de adaptación materno-filial.

Transcurrido el mes de experiencia, la paciente volvió a mi consulta y me narró cómo había sido ese periodo de tiempo. Estaba encantada con la ayuda recibida y, a pesar de no tener una casa grande, en ningún momento se sintió incómoda con su presencia.

Supongo que nos puede parecer algo raro, pero tal y como están transcurriendo las cosas, cada vez lo veremos con mayor normalidad.

Dra. Julia Ramos, especialista en Ginecología y Reproducción Asistida

volver