Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

Decálogo para dormir en el tercer trimestre de embarazo

RSS

Decálogo para dormir en el tercer trimestre de embarazo
21 de abril 2013
Decálogo para dormir en el tercer trimestre de embarazo

Durante el tercer trimestre del embarazo es habitual que comiencen a aparecer los problemas de sueño. Algunos vienen producidos por cuestiones físicas, como la presión que ejerce el bebé sobre la vejiga, que provoca la necesidad de ir al baño de noche en más de una ocasión, interrumpiendo el ciclo del sueño. Otros son provocados por cuestiones emocionales o psicológicas, ya que las preocupaciones por la llegada del momento del parto o por los cambios que se producirán con el nacimiento del bebé también pueden desvelarnos.

Siguiendo estos diez consejos puedes mejorar tu calidad del sueño durante la recta final de tu embarazo:

1. Posturas: Es recomendable dormir de lado, ya que si nos colocamos boca arriba, la presión sobre los pulmones aumenta y dificulta la respiración. Puedes ir acostumbrándote desde el principio del embarazo en esta postura, (mejor sobre el lado izquierdo ya que se elimina la presión sobre el hígado) para que así, al llegar el último trimestre te resulte completamente natural.

2. Utiliza un almohadón: Para reducir la tensión en la espalda y mejorar la postura puedes utilizar almohadones o cojines colocados en la zona lumbar o entre las piernas. Así también conseguirás mejorar los calambres y los dolores de las extremidades inferiores.

3. Evita bebidas con cafeína o con gas: Este tipo de bebidas son excitantes y negativas para conciliar el sueño. Por eso si quieres seguir consumiéndolas hazlo sólo por la mañana temprano y procura evitarlas el resto del día.

4. Evita el deporte intenso antes de dormir: El deporte estimula el cuerpo y la mente por eso es mejor que lo practiques por la mañana o por la tarde y no justo antes de ir a dormir ya que, de otro modo, no podrás conciliar el sueño.

5. Mantén una rutina: Es importante que intentes levantarte y acostarte todos los días a la misma hora. Puede resultar un poco incómodo pero es esencial seguir una rutina para que el cuerpo se acostumbre y se prepare cuando llegue la hora de ir a dormir.

6. Relajación: Es recomendable realizar ejercicios de relajación durante unos 15 minutos antes de ir a la cama. También puedes tomar un baño caliente si lo prefieres. Cuando te acuestes hazlo para dormir, manteniendo un entorno relajante en la habitación, a oscuras y sin ruidos, por lo que es imprescindible apagar la televisión.

7. Reduce los líquidos: No tomes mucha agua durante la cena. Aunque tienes que mantenerte hidratada, abusar de los líquidos al atardecer puede provocar que tengas que levantarte varias veces durante la noche. Aún así, es muy recomendable tomar leche con miel o alguna infusión digestiva o relajante tras la cena.

8. Alimentación: Haz una cena ligera aunque completa y nutritiva. Procura tomarla un par de horas antes de ir a dormir. Si lo que te mantienen despierta por las noches son las nauseas puedes tomar un tentempié antes de ir a dormir, lo que se conoce como una ‘recena’, consistente por ejemplo en unas galletas o en un vaso de leche.

9. Masajes: Los masajes te ayudarán a relajarte. Tu pareja puede darte un masaje con aceite en las piernas, el cuello y la espalda, que será muy positivo para tu descanso a la vez que disfrutareis en pareja de unos minutos de intimidad alejados de las rutinas del día a día.

10. Ansiedad y miedos: Las preocupaciones por el parto o por el cuidado del bebé pueden mantenerte en vela. Si este es tu caso, no dudes en compartir tus dudas con profesionales, participando en clases de preparación al parto y postparto. En ellas te hablarán de lactancia, higiene del bebé, sueño de los recién nacidos y podrás preguntar todo lo que quieras sobre cómo afrontar el momento del parto. También puedes apuntarte a clases de yoga o de meditación que ayudarán a aprender a relajarte.

Decálogo para dormir en el tercer trimestre de embarazo

volver