Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Deporte intenso durante el embarazo. ¿Dónde está el límite?

Deporte intenso durante el embarazo. ¿Dónde está el límite?

10-10-2016

 

Como sabemos, durante el embarazo hay que evitar el sedentarismo, y más si estáis acostumbradas a hacer deporte regularmente. Si en los meses de gestación no realizáis ningún ejercicio, os sentiréis cada vez más pesadas, menos ágiles y llegaréis al parto en peor forma física.

En cualquier caso, hay que tomarse la rutina deportiva con calma: pilates, yoga, natación… son algunos de los ejercicios especialmente recomendados para estos meses, aunque alguna de vosotras seguro que, acostumbradas a hacer deporte frecuentemente y de forma más intensa, prueba con ejercicios más fuertes. Pero… ¿dónde está el límite? ¿Qué ejercicios pueden ser perjudiciales para el bebé? ¿Depende de la forma física de la futura mamá? ¡Sigue leyendo!

 

Sí al deporte

Numerosos estudios apuestan por desterrar el miedo a la actividad física durante el embarazo, salvo en los que el médico lo certifique como de riesgo. Es importante desechar la idea de que una mujer embarazada está enferma. ¡No es así! Siempre y cuando utilicéis el sentido común y no forcéis la maquinaria más de lo habitual, podéis practicar deporte con regularidad, de mayor o menor intensidad, según estéis acostumbradas.

 

Ejercicios que evitar por las futuras mamás

No todas las mujeres tienen la misma costumbre de hacer ejercicio. Aun así, es recomendable que no llevéis a cabo algunas prácticas durante la gestación, no por intensas, si no por el peligro de recibir algún golpe o caída. Evitad:
Correr de forma intensa: este ejercicio está desaconsejado para futuras mamás, porque causa mucho impacto, además de correr el riesgo de caídas.
• Juegos con pelota: estos ejercicios pueden ser peligrosos, ya que corréis el riesgo de golpearos. En este grupo podemos incluir el baloncesto, el fútbol o el voleibol.
• Ejercicios con cierta violencia o golpes, como las artes marciales, el paracaidismo, el parapente o el esquí.

 

¿Qué pasa con el fitness?

Continuar con las visitas al gimnasio no está prohibido. Podéis continuar haciendo bíceps, piernas y glúteos siempre que estos ejercicios no requieran de mucho peso. También bicicleta estática, elíptica, mancuernas… sin superar los propios límites. Pese a ello, conforme avanza el periodo de gestación, os vais a notar más pesadas y desempeñar el ejercicio será más difícil. ¡Paciencia!

 

Deporte de alta intensidad

Algunas deportistas profesionales o de élite no han dejado sus entrenamientos de lado durante el embarazo, incluyendo las últimas semanas, y luego han tenido un bebé totalmente sano. Esto es posible debido a la gran forma física en la que se encuentran previamente. Sin embargo, esto no se puede trasladar a todos los casos, ¡debéis tener en cuenta siempre vuestra resistencia y no forzar!

Así que, futuras mamás, disfrutad de vuestro embarazo, practicad deporte de forma sana y tranquila, estad cómodas y huid de las prácticas de riesgo. ¡Vuestro bebé os lo agradecerá!

volver