Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Depresión postparto: en qué consiste y cómo se puede superar

Depresión postparto: en qué consiste y cómo se puede superar

29-07-2013

¿Acabas de tener un bebé y te sientes triste y con ganas de llorar todo el rato? Aunque te parezca mentira, no eres la única. Cuando esta situación dura más de tres semanas se puede convertir en una depresión post parto, enfermedad que afecta a un 15% de las mamás y en la que en ocasiones es necesario contar con un profesional que ayude a superarla.

Además de esa sensación de tristeza constante, es probable que sientas cansancio, insomnio, irritabilidad, pérdida de apetito o incluso rechazo a tu bebé. Esta desazón general se ve agudizada por la comparación con otras madres a las que seguramente hayas oído frases del tipo “ser madre es una experiencia maravillosa” o “tener un hijo es lo más bonito que me ha pasado en la vida”, lo que hace que te sientas todavía peor y te dé más vergüenza expresar lo que sientes.

Aunque no se sabe exactamente cuáles son las causas de este tipo de depresión, algunos especialistas apuntan que una de las principales causas es la bajada de los niveles de estrógeno y progesterona después del parto, así como la falta de sueño y el agotamiento.

Además, aunque el bebé haya sido deseado y buscado, las nuevas responsabilidades que conlleva cuidarlo, la forma en la que altera tu rutina diaria y vida en pareja, los cambios físicos que ha tenido tu cuerpo, etc., pueden influir en tu autoestima y provocar esta situación.

Sin embargo, existen algunas formas de afrontar esta depresión e intentar superarla de la mejor forma posible:

• Descansa todo lo que puedas. Aprovecha los momentos en los que tu bebé está dormido, aunque sea para echar un pequeña cabezadita de 20 minutos o media hora.

• Habla con tu pareja y familiares sobre cómo te sientes. Expresarlo en palabras puede ayudarte a sobrellevar la situación.

• Sal a pasear o práctica algún deporte suave. El ejercicio te permitirá liberar tensiones y relajar tu cuerpo y mente.

• Pide ayuda cuando la necesites, tanto para cuidar al bebé como para tareas del hogar. No siempre hay que ser una “superwoman”.

• Intenta llevar una dieta equilibrada, tu cuerpo necesita recuperar los valores hormonales de antes de tu embarazo para poder funcionar correctamente.

• Si a pesar de todo esto no mejoras, te recomendamos que solicites ayuda a un especialista. ¡Mucho ánimo!

 

volver