Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Diez consejos para afrontar un tratamiento de fertilidad

Diez consejos para afrontar un tratamiento de fertilidad

 24-02-2014

Sabemos que afrontar un tratamiento de Reproducción Asistida es un proceso largo y difícil para muchas parejas o personas que desean tener hijos y no lo consiguen de forma natural. Por eso, en este post queremos dar unos sencillos consejos a aquellos que hayan tomado la decisión de someterse a alguna técnica de fertilidad y ver sus sueños cumplidos.

Esperamos que os sean de utilidad y que, al menos, os hagan más llevadero este proceso que afortunadamente en la mayoría de los casos tiene un final feliz.

1º) Un pilar fundamental para afrontar un tratamiento de fertilidad es “la paciencia”. Se trata de una carrera de fondo y generalmente “quien la sigue la consigue”.

2º) Cuenta con tu pareja. Hay que hablar y expresar las emociones. Recuerda que aunque la mujer es la que suele soportar el peso de los tratamientos, el hombre también lo pasa muy mal. Muchas veces el motivo por el que se recurren a las técnicas de reproducción asistida es debido al factor masculino y eso hace que se sientan culpables.

3º) Tener algún apoyo fuera de la pareja. En ocasiones cuando el éxito en los tratamientos se retrasa, es necesario desahogarse con alguien ajeno a la pareja.

4º) Seleccionar correctamente el lugar donde se va a llevar a cabo el tratamiento y confiar plenamente en la persona que lleve vuestro caso.

5º) Tener precaución con la información publicada en Internet, ya que no siempre es fiable y veraz. Lo mejor siempre es consultarlo directamente con el especialista de referencia.

6º) No sentirse como alguien aislado. Hay muchas personas que han pasado o están pasando por el mismo proceso, sin embargo, cada uno tiene su propia historia clínica, por lo que no siempre sirve verse reflejado en otras personas.

7º) No abandonar durante el tratamiento otros objetivos, metas o ilusiones tales como viajar, salir, ir a celebraciones, etc… En definitiva, continuar con la vida cotidiana.

8º) Desde el inicio del tratamiento lo mejor es afrontar la vida sexual con relajación y unión con tu pareja. Que el sexo no se convierta simplemente en un medio para conseguir tu objetivo.

9º) No debes preocuparte si durante los tratamientos aparecen una serie de sentimientos o emociones que antes no se habían tenido. Por norma general, si se consiguen buenos resultados a corto plazo y no se ha paraliza el ritmo de vida y trabajo, los tratamientos se llevan muy bien anímicamente. Pero si fallan, uno puede encontrarse triste, con ansiedad por no ver el final y tener sentimientos encontrados al enterarse que un familiar o amigo va a tener un bebé. Todas estas emociones no deben hacernos sentir culpable, son humanas y normales.

10º) Y por último, no hay olvidar la importancia de llevar una vida lo más sana posible. En caso de ser fumadora, no va a haber mejor momento para plantearse dejarlo, y si hay sobrepeso, cambia tus hábitos alimenticios o practica algún ejercicio físico, ya que por muy suave que parezca ayuda a la mente y regula el organismo.

Todo influye a la hora de buscar el embarazo, y mientras mejores condiciones tengamos y mejor nos encontremos anímicamente, todo será más fácil.

¡Buena suerte!

volver