Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

Donación de óvulos: cuestiones legales por la Dra. Valérie Vernaeve

RSS
Donación de óvulos: cuestiones legales por la Dra. Valérie Vernaeve

España lidera el ranking mundial de donación de óvulos, ya que cada vez son más las mujeres que desean ayudar a parejas con problemas de fertilidad a conseguir su deseo de ser padres.

El tratamiento para la donación de óvulos es un proceso que, en ocasiones, puede ser largo y para el que son necesarios ciertos requisitos. Así, las donantes de óvulos deben tener entre 18 y 35 años, un buen estado de salud tanto física como psíquica y no presentar antecedentes familiares ni personales de enfermedades genéticas. Se les ofrece una revisión ginecológica gratuita y se les realiza un estudio analítico completo. Además, la donante debe firmar un contrato con la clínica en la que vaya a realizar la donación, donde conste que acepta las cuestiones legales que están involucradas con el proceso.

Es importante tener en cuenta que la donación no tendrá un carácter comercial, es decir, la compensación económica que se obtiene se fija sólo para intentar compensar las molestias físicas, los gastos de transporte y permisos laborales que se pueden derivar del tratamiento. En Catalunya, por ejemplo, los suelen seguir las recomendaciones del Comité Consultivo de Bioética de Catalunya al respecto. En ningún caso debe suponer un incentivo económico para realizar la donación. Por ello, los centros autorizados para realizar la donación de óvulos jamás podrán realizar publicidad que incentive la donación mediante la oferta de compensaciones económicas, ya que recordemos que la donación debe realizarse de forma desinteresada.

Anonimato de la paciente, ¿existen excepciones?

Por la ley española 14/2006, el procedimiento de donación de óvulos en España es voluntario, anónimo y altruista. Esto quiere decir que la donante debe acudir de forma libre a la clínica donde vaya a realizar el tratamiento, sin estar coaccionada por nadie; que su identidad no va a ser revelada a la mujer que reciba sus óvulos ni a su pareja ni al futuro niño, de la misma manera que no se va a revelar la identidad de la receptora de óvulos a la donante y que la decisión de realizar la donación ha de ser una acción desinteresada.

Los datos de identidad de la donante son guardados de forma muy estricta en el banco de datos del centro donde se realiza el procedimiento.

Tanto la mujer receptora como los hijos que puedan nacer de los óvulos donados tendrán derecho a obtener información general de las donantes que no incluya su identidad, como pueden ser algunas de las características físicas. La mujer que recibe los óvulos sabe que la donante tiene un parecido físico a ella: raza, color del pelo, color de los ojos, color de piel, complexión general. Además, el centro donde se realiza el procedimiento, tras el tratamiento hará entrega de un informe donde constarán algunos datos de la donante, como pueden ser su edad y su grupo sanguíneo. Estos datos pueden tener relevancia durante el control y seguimiento del embarazo y pueden ser requeridos por los profesionales que se hagan cargo del mismo.

Sólo de manera muy excepcional, en circunstancias extraordinarias que comporten un peligro para la vida del hijo, o cuando un procedimiento legal penal lo requiera, se podrá revelar la identidad de la donante, siempre y cuando la revelación sea imprescindible para evitar el peligro o conseguir el fin legal. La revelación será restringida y no implicará en ningún caso publicidad de la identidad de la donante, ni ningún cambio en la filiación.

La filiación del hijo queda determinada en el momento en que la mujer receptora de óvulos y su pareja firman el consentimiento informado del tratamiento: la madre es aquella mujer que da a luz y no la mujer que dona su gameto. Como consecuencia, la donante no tendrá ningún derecho legal sobre los hijos concebidos con sus óvulos. En los casos muy excepcionales ya comentados, en los que se deba revelar la identidad de la donante, de forma general el centro hará de intermediario entre los padres del hijo y la donante para evitar el encuentro entre ambas partes.

¿Puede una donante seleccionar a qué mujer se destinarán los óvulos para ayudar a otra mujer conocida que no puede tener hijos?

La donación de óvulos dirigida en España está prohibida, es decir, una donante de óvulos no puede elegir la mujer que va a recibirlos, ni viceversa ya que, como se ha dicho anteriormente, la donación ha de ser anónima.

La elección de la donante de óvulos sólo puede ser realizado por el centro médico donde se vaya a aplicar la técnica.

Dra. Valérie Vernaeve (Directora Médica de la Clínica Eugin de Barcelona) y Dolores Cirera (Psióloga Clínica de la Clínica Eugin de Barcelona)

http://www.eugin.es
 

volver