Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Edulcorantes y fertilidad

Edulcorantes y fertilidad

19-02-18

Hoy en día hay una concienciación colectiva sobre la importancia de cuidarnos para que nuestro organismo funcione adecuadamente. De hecho, hay una frase muy buena “Somos lo que comemos” y sin duda, las células de nuestro cuerpo funcionarán mejor si les aportamos los nutrientes adecuados.

Las pacientes con problemas de fertilidad, reflejan habitualmente una mayor preocupación sobre esta cuestión y nos preguntan qué hábitos deben cambiar para favorecer los resultados. En muchas de nuestras consultas tocamos este tema, sobre todo en pacientes con hábitos no saludables y pesos inadecuados. Es obvio que los tóxicos ambientales, el tabaco, el alcohol, el déficit de ejercicio, así como una dieta inadecuada tienen un impacto negativo sobre la fertilidad. Recientemente, se ha publicado una noticia en los medios de comunicación tras un trabajo realizado por una clínica de Granada dónde afirman que una ingesta superior diaria a tres bebidas refrescantes, incluidas las bebidas etiquetadas como “light”, puede afectar negativamente a los resultados de un tratamiento de fertilidad por el impacto que ocasionan en las células, tanto en la mujer (ovocitos) como en el varón (semen), y en la calidad de los embriones generados posteriormente.


Revisando la literatura científica podemos afirmar que existe una relación directa entre el medioambiente, nuestros hábitos de vida y la biología ovárica y testicular, órganos dónde se generan nuestros gametos.

Un punto importante es el uso de edulcorantes artificiales en nuestra dieta, ¿cómo pueden afectarnos? ¿cuáles podemos tomar en el periodo de búsqueda gestacional y una vez consigamos el embarazo?

Los edulcorantes artificiales son ingredientes que añade dulzor a alimentos. Existen de dos tipos:

1º) Los edulcorantes nutritivos, cuya característica principal es que contienen calorías. En este grupo se incluyen azúcares como sacarosa, dextrosa, azúcar de maíz, fructosa, y maltosa. Una mención especial tiene los alcoholes de azúcar que son también edulcorantes nutritivos y a menudo son los que se encuentran en los alimentos etiquetados como “sin azúcar.” Ejemplos de alcoholes de azúcar: Sorbitol, xilitol, manitol y almidón hidrogenado. Podemos hacer uso de ellos, pero con moderación y siempre evitando que nuestro peso haga que nuestro índice de masa corporal (IMC) se sitúe por encima de 25. El IMC toma en cuenta dos medidas, el peso y la talla de la persona. Cuando el IMC se eleva por encima de 25, sabemos por la literatura científica publicada, que las tasas de gestación en los tratamientos de fertilidad descienden. Otro subgrupo de pacientes que deben de tener una dieta restrictiva en estos productos son las mujeres con intolerancia de carbohidratos, resistencia de insulina o diabetes.

2º) Los edulcorantes no nutritivos, por el contrario, no aportan calorías tras su ingesta. Los que a continuación describiremos pueden usarse tanto en el periodo de búsqueda gestacional como en el embarazo, ya que son considerados como seguros por la “Food and Drug Administration” (FDA) pero siempre con moderación.

-Rebaudiósido A, nuevo edulcorante usado en bebidas.

-Acesulfame de Potasio, lo llevan los productos horneados, postres congelados, gelatinas sin azúcar, púdines y bebidas.

-Aspartamo: no es efectivo en el calor ni por períodos largos en forma líquida. Está en bebidas frescas, gelatinas, postres, cereales, chicle, productos lácteos.

-Sucralosa, se usa en productos horneados, bebidas no alcohólicas, chicle, glaseados, postres lácteos, zumos, salsas dulces y jarabes. No tiene ningún efecto en la glicemia.

Y, por último, os presento dos edulcorantes artificiales cuyo uso queda restringido durante el embarazo: la Sacarina ya que puede atravesar la placenta y el Ciclamato.

 

Lo cierto es que es un breve repaso sobre lo que podemos y no ingerir durante los periodos más delicados de nuestra vida, teniendo en cuenta que deben ser productos de los que debemos hacer uso limitado, aun siendo segura su ingesta.

 

 

Julia Ramos, ginecóloga especialista en Reproducción Asistida en la clínica IVI Sevilla. 

volver