Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

Ellos sienten, por la psicóloga Cristina Rico

RSS
Ellos sienten, por la psicóloga Cristina Rico

 “Los problemas de fertilidad son sólo cosa de mujeres”. Esa es una creencia que actualmente está todavía muy extendida en la sociedad, y es que aunque sabemos que cuando existe un problema de fertilidad en 1 de cada 3 casos se debe a factores masculinos, toda la información relativa a ello sigue girando en torno al punto de vista de la mujer.

Cuando el embarazo no llega y la pareja empieza el proceso de reproducción asistida con las pruebas médicas y el tratamiento, la mujer suele gestionar sus emociones de una forma muy distinta al hombre. Si bien a ellas les resulta más fácil hablar de ello con un profesional, a través de internet o de forma más íntima con una amiga, los hombres suelen mostrarse recelosos a hacerlo.

Este silencio se hace visible también en la red, donde la mayoría de canales de información dirigidos a compartir experiencias sobre fertilidad –foros, blogs, portales-está diseñada únicamente para que en ellos participen las mujeres.

Mantenerse fuerte

En algunas parejas, los hombres pueden creer que lo que se espera de ellos es que se mantengan fuertes ante cualquier complicación, como puede ser la infertilidad. Ver a su mujer triste y preocupada durante el tratamiento tiene el efecto adverso en ellos, que en vez de compartir sus sentimientos, optarán por actuar como una figura fuerte y protectora en lugar de hacer públicos su estado de ánimo.

Interpretar ese papel durante la realización de los exámenes médicos o las diferentes fases del tratamiento es difícil, más teniendo en cuenta que, a pesar de no demostrarlo, en realidad ellos se sienten exactamente igual de alterados que ellas.

Ante estas situaciones, las mujeres pueden terminar por pensar que los hombres no se agobian por pasar por el tratamiento: algo que puede no tener nada que ver con la realidad. En este sentido, la Universidad de Keele, en Reino Unido, publicó un estudio que demostró que, si bien la sociedad ejerce más presión sobre las mujeres para tener hijos, los hombres suelen sentirse más angustiados, tristes o desanimados que ellas por no tenerlos.

Infertilidad masculina: el tabú

Cuando la infertilidad se debe a un factor masculino, puede que los sentimientos de los hombres se compliquen todavía más, dado el fuerte tabú todavía presente en la sociedad alrededor de este tema. Puede que tengan un sentimiento de culpa por el hecho de que es su mujer la que tiene que soportar todo el tratamiento, bien sea una fecundación in vitro (FIV), una inseminación artificial o una ovodonación. Como es algo que les puede hacer sentir realmente mal, en ocasiones optarán por no decir ni una palabra al respeto. Otro pensamiento negativo frecuente por parte de los hombres es el hecho de que su mujer podría haber conseguido el embarazo fácilmente con otra pareja.

Cuando una pareja se encuentra en cualquiera de estas situaciones, es muy importante recordar siempre que un problema de fertilidad no tiene “culpables”. Se trata de una condición médica más, de la que nadie debe sentirse responsable. Si ambos están unidos intentando conseguir su embarazo, no debería producirse nunca un sentimiento de culpabilidad.

No dejar de hablar

Los problemas de fertilidad y el tratamiento en sí siempre suponen un desafío y lo realmente importante es afrontarlo juntos y no dejar de comunicarse como pareja. Si se consigue ser sincero y comunicativo con respeto a los propios sentimientos, la pareja logrará llevarlo mejor. Cada uno lo sentirá a su manera, eso hay que aceptarlo, pero seguir un tratamiento de fertilidad no tiene por qué suponer un impacto negativo en la relación, al contrario: puede reforzarla y que los dos miembros se sientan todavía más unidos.

 

Cristina Rico, Psicóloga del equipo de Psicología Clínica de Eugin

volver