Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Embarazada de vacaciones

Embarazada de vacaciones

 07-07-2014

Si durante el embarazo la mujer puede seguir trabajando, practicando deporte o mantener, en la medida de lo posible, sus actividades diarias, ¿por qué no disfrutar de unas merecidas vacaciones antes de que el bebé “revolucione” vuestras vidas?

Obviamente se trata de una situación en la que debemos tomar precauciones extra pero, siempre que tu médico no diga lo contrario, el embarazo no tiene por qué ser un impedimento para salir de viaje. Es por ello que en este post te dejamos una guía para que descanses, te diviertas y disfrutes de tus vacaciones :)

¿Cuándo es el mejor momento?
En los primeros meses de embarazo es probable que las molestias típicas como las náuseas no te dejen disfrutar del viaje, por lo que lo más recomendable es planearlo a partir de la semana 12, durante el segundo trimestre. En este periodo las molestias han disminuido, y podrás disfrutar con tranquilidad sin que el excesivo tamaño de tu tripa te lo impida.

No obstante, si tu idea es viajar en los últimos meses de embarazo, lo más aconsejable es que consultes antes a tu médico para que evalúe tu estado y, en cualquier caso, será mejor que lleves siempre encima la documentación sobre la evolución de tu embarazo, ¡por si acaso!

¿Qué medio de transporte es el más recomendable?
El transporte más adecuado para tu viaje también va a depender del momento de la gestación. Por ejemplo, si durante los primeros meses sufres mareos y náuseas, los barcos o cruceros son medios a evitar, mientras que muchas compañías aéreas no recomiendan volar después del séptimo mes de embarazo.

En cualquier caso, intenta elegir un medio cómodo y a ser posible con baño ;)

¿Vale cualquier destino?
¡No! Evidentemente los riesgos no son los mismos si vas a tu playa de toda la vida que a un país exótico. No se recomienda viajar a sitios superiores a 3.000 metros de altura, ni visitar países en los que se requieran vacunas por el riesgo de contraer determinadas enfermedades. Por lo que antes de planear tu viaje, ¡infórmate!

Precauciones
Por tu salud y la del bebé debes mantener siempre ciertos cuidados:

  • Cuida tu alimentación: aunque en vacaciones lo normal es que a veces descuidemos la dieta, tú especialmente no debes relajarte. Toma gran cantidad de frutas y verduras, evita las grasas, y de vez en cuando, ¡date un capricho en forma de helado!
  • Hidratación, hidratación e hidratación.
  • No descuides el ejercicio. Una buena idea es dar largos paseos para no perder el estado físico.
  • ¡Protégete del sol! Utiliza protección alta para evitar la aparición de manchas.

¿Qué meto en la maleta?
Sobre todo busca la comodidad, tanto en la ropa como en el calzado. Recurre a prendas y tejidos ligeros que transpiren bien, y recuerda no utilizar un calzado totalmente plano, ya que lo aconsejable para el embarazo es un mínimo de 3 cm.

Además, has de ser más previsora que nunca y evitar los cambios bruscos de temperatura, por lo que intenta llevar siempre una chaqueta o pañuelo para los lugares con el aire acondicionado muy alto, así como gorras y gafas para la exposición al sol.

¡Imprescindible siempre en el bolso!

  • Agua.
  • Complementos vitamínicos recomendados: hierro, ácido fólico…
  • Seguro médico y documentación sobre el embarazo.
  • Algo para picar.

 

volver