Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

El embarazo y los cambios de humor

El embarazo y los cambios de humor

07-01-2014

No hay duda de que un embarazo es una etapa de emoción y plenitud personal en la vida de una mujer, en la que ésta hace posible el crecimiento de un futuro bebé con su propio cuerpo. Pero entonces, ¿qué me pasa?, ¿por qué tengo estos cambios de humor?

No te preocupes, los cambios bruscos en tu ánimo son muy comunes durante el embarazo. Las nuevas hormonas que tu cuerpo está produciendo, los cambios físicos y el cansancio pueden afectar a los neurotransmisores, que son las sustancias químicas del cerebro que regulan el estado de ánimo. Y si a ello le unes las preocupaciones típicas de tu estado -¿seré una buena madre?, ¿mi bebé nacerá bien?- es normal que te sientas abrumada y tu humor se vea afectado.

No olvidemos que un embarazo se trata de un acontecimiento que cambiará tu vida y, aunque el bebé sea muy esperado, es normal que haya momentos en los que te invada la ansiedad y tus emociones sufran más altibajos que una montaña rusa. Por ello, te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a controlar tus cambios de humor.

• Descansa lo suficiente. Recuerda que la falta de sueño es directamente proporcional a tu mal humor. Intenta tomarte pequeños descansos durante el día para relajarte.
Haz ejercicio con regularidad. La actividad física hace que tu cuerpo genere determinadas sustancias que ayudan a equilibrar las emociones y el mal humor. ¡Te sentirás más enérgica y positiva!
• Haz cosas que te hagan sentir bien. Cuando te sientas nerviosa o angustiada piensa en algo que normalmente te guste hacer, como dormir una siesta, ir de compras o comer dulces. ¡Consiéntete un poquito!
• Por el contrario, mantente alejada de las cosas que te conmuevan. ¡No es el momento de ver películas que te pongan triste!
Habla de tus emociones. Compartir tus miedos e inseguridades con tu pareja o amigos te reconfortará y te ayudará a tomar nuevas perspectivas. ¡Hablar con otras mamás o mujeres embarazadas también es una buena opción!
• Diviértete. Ve al cine, visita tu restaurante favorito o escápate un fin de semana.
• Rodéate de familiares y amigos que te hagan sentir protegida y segura. ¡Es momento de que te mimen!
• Y sobre todo, sé amable contigo, ¡no castigues tu mal humor! Recuerda que es una emoción producto del embarazo y que pasará con el tiempo.

Los repentinos cambios de humor no son peligrosos para tu salud ni para la del bebé, pero si encuentras síntomas de irritabilidad excesiva, ¡acude a tu médico!

 

volver