Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

El embarazo "comienza" antes de la concepción

El embarazo "comienza" antes de la concepción

 26-05-2014

A no ser que el embarazo venga por sorpresa, es importante conocer con antelación qué circunstancias pueden afectar al mismo, tanto positiva como negativamente. Por tanto, si quieres hacer bien las cosas, no te pierdas este post con las guías básicas que no debes olvidar antes de iniciar esta nueva etapa.

En primer lugar, se debe acudir al ginecólogo para realizar una revisión previa a la búsqueda gestacional. En esta consulta se evaluará a la mujer mediante ecografía, exploración de mamas y citología, para saber que está en un estado adecuado antes de quedar embarazada. Este momento es ideal para preguntar por la historia familiar y posibles enfermedades hereditarias con el fin de obtener un consejo reproductivo adecuado.

En esta visita se solicitarán estudios analíticos varios para valorar el estado inmunitario de la mujer por si fuese necesario realizar una vacunación previa al embarazo, ya que los riesgos para el feto en caso de pasar el virus de la rubéola durante la gestación son muy altos. También es útil conocer el estado de inmunidad frente al “Toxoplasma gondii”, parásito que habitualmente se trasmite por carnes mal cocinadas o vegetales mal lavados. Sin embargo, hay mujeres que por haber tenido contacto previo con él están inmunizadas. En caso de que tuviesen anticuerpos frente al parásito, no habría problema en comer todo tipo de productos, pero si no tuviesen anticuerpos que las protegiesen, se darían consejos adecuados para evitar el contagio durante la gestación.

También es conocida la necesidad del uso del ácido fólico (vitamina que pertenece al grupo B), cuya ingesta, convenientemente, debe iniciarse meses antes de conseguir el embarazo. La carencia del mismo podría dar lugar a defectos en la formación del tubo neural y espina bífida.

Asimismo, es muy importante conocer el estado del metabolismo tiroideo de la mujer, ya que una carencia en hormonas tiroideas puede ser perjudicial para el futuro bebé, e incluso se relaciona con pérdidas gestacionales durante el primer trimestre.

Por otro lado, resulta imprescindible evitar los hábitos tóxicos en ambos miembros de la pareja cuando se planea un embarazo. Se recomienda no fumar ni tomar bebidas con alcohol para prevenir alteraciones en la formación de los gametos (óvulo /espermatozoide) que posteriormente pudieran dar lugar a malformaciones fetales. Además, la dieta debe ser lo más sana posible, tomando frutas y verduras bien lavadas. Son un aporte vitamínico extraordinario.

Una vez conseguido el embarazo se debe contactar con el médico para iniciar los controles periódicos y solicitar las pruebas oportunas para una correcta evolución. Además, recordad que no debemos automedicarnos, siempre debemos consultar al médico antes de cambiar o tomar cualquier tipo de medicación.

Esperamos que estos consejos os puedan ser de utilidad a la hora de planear un embarazo. ¡Muchísima suerte!

volver