Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Embarazo y danza del vientre, ¿una actividad beneficiosa?

Embarazo y danza del vientre, ¿una actividad beneficiosa?

21-11-2016

Sabemos que para las futuras mamás el deporte suave puede ser una gran idea de cara a llegar en mejor forma física al parto y fomentar una mejor recuperación del cuerpo tras dar a luz. Pilates, yoga o natación son tres disciplinas claves y muy recomendables para los meses de embarazo, pero… ¿qué hay de la danza del vientre?

Practicar esta técnica oriental durante el embarazo y en el postparto os ayudará a vivir estos meses de forma positiva y a recuperaros antes. Eso sí, si tenéis un embarazo de riesgo o complicado os aconsejamos que lo habléis primero con vuestro médico, que os informará sobre lo que más os convenga.

Por ello, en este post os contamos algunos de los beneficios, tanto físicos como emocionales, que aporta esta disciplina. ¡Seguro que a más de una os entran ganas de apuntaros!

 

Beneficios físicos

• Favorece una correcta alineación corporal: el trabajo con la percepción del equilibrio y los ejes corporales es propio de la danza del vientre. Esto puede hacer que tengáis la espalda más recta, que os duela menos (también en la zona lumbar) y que tengáis mayor seguridad en el movimiento de cara al parto.

• Mejora las digestiones: los movimientos predominantes en la danza del vientre pueden contribuir a que las digestiones sean menos pesadas.

• Mantiene el tono del suelo pélvico: durante el baile participan activamente los músculos abdominales, lo que puede favorecer la conexión con el suelo pélvico y su fortalecimiento.

• Favorece la relajación de la pelvis: los movimientos propios del baile hacen que la zona pélvica pueda adquirir más elasticidad, algo que puede ser de ayuda en el parto, con unas contracciones más eficaces.

Ayuda a oxigenar y a calmar al bebé: durante el baile se trabaja mucho la respiración consciente, mejorando la oxigenación del vientre de la futura mamá.

• Aumenta la paciencia y relaja: los ejercicios de la danza del vientre os pueden ayudar a trabajar con calma y paciencia, actitudes muy importantes que tendréis que desarrollar al máximo para el embarazo, el parto y la crianza del bebé.

 

Beneficios emocionales

• Mejora el estado de ánimo: puede ayudar a que os sigáis sintiendo más guapas en medio de esa vorágine de cambios físicos y emocionales. Seguro que notáis el aumento de autoestima y de seguridad.

• Prepara, además de física, emocionalmente al parto.

• Facilita el encuentro con otras mujeres en las mismas circunstancias.

• Contribuye a que puedas vivir el embarazo y el nacimiento del bebé como un proceso vital más de tu sexualidad.

 

Por todo ello, la danza del vientre no sólo puede ser una ayuda para evitar dolores de espalda, sino que es probable que el momento del parto sea menos incómodo y doloroso.

volver