Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

Embarazo múltiple y tratamientos de reproducción asistida

RSS
Embarazo múltiple y tratamientos de reproducción asistida

 

En los últimos años estamos viendo un gran aumento en el número de gemelos que nacen España pero, ¿qué causas pueden estar detrás de este aumento en los embarazos múltiples?
Uno de los motivos fundamentales es el aumento del número de parejas que se someten a tratamientos de fertilidad (estimulación ovárica, inseminación artificial, fecundación in vitro…) pero otra de las causas fundamentales –y menos conocidas- es una edad materna cada vez más elevada. Por este último motivo, es más frecuente ver gemelos o incluso trillizos en madres mayores de 35 años que en mujeres más jóvenes.
 
En la actualidad, estos dos factores (edad y tratamientos de fertilidad) se suelen dar juntos, ya que los tratamientos de fertilidad son más frecuentes en madres de edad avanzada.
 
Las consecuencias para la madre de un embarazo múltiple van desde un mayor riesgo de hipertensión inducida por el embarazo o de diabetes gestacional, hasta una mayor probabilidad de parto por cesárea. Para el bebé, el principal riesgo que entraña un embarazo gemelar es la prematuridad: como dato, destacar que por cada feto adicional se reduce la edad gestacional unas 3 semanas.
 
Aunque la gestación gemelar lleva asociados algunos riesgos, la mayoría cursan con normalidad y el porcentaje de complicaciones es bajo. No obstante, tenemos que distinguir entre el embarazo gemelar (múltiple de bajo grado) y el triple o superior (múltiple de alto grado) que puede llevar consigo un mayor número de complicaciones.
 
¿Cómo se explica que, existiendo ese riesgo, haya tantos gemelos? El enorme deseo de lograr un embarazo, hace que la pareja asuma con frecuencia los riesgos que comporta un posible embarazo múltiple. Además, el progreso de la técnica hace que cada vez se consigan más embarazos y por tanto que sea más fácil la implantación múltiple.
 
Existen diversas estrategias que pueden ayudar a reducir las posibilidades de embarazo múltiple. En el caso de la inducción a la ovulación y la inseminación artificial, se debe aconsejar a la pareja sobre su riesgo, en función de factores como el número y tamaño folicular, la patología y edad de la pareja y el número previo de tratamientos. En el caso de la fecundación in vitro, la ley española limita a 3 el número máximo de embriones a transferir, aunque normalmente en nuestro país se transfieren 2 embriones. También será el especialista en fertilidad quien valorará en función de múltiples criterios, incluyendo la calidad embrionaria, el número adecuado de embriones a transferir.
 
En cualquier caso, a la hora de evaluar los posibles riesgos de un embarazo gemelar, es importante tener presente que el fin último de cualquier tratamiento de fertilidad es cumplir el sueño de tener un bebé.


 

 

volver