Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Embarazo

>

Consejos

>

Revisiones y pruebas durante el embarazo

Revisiones y pruebas durante el embarazo.

Las pruebas médicas de control prenatal son exploraciones que permiten al equipo médico hacer un seguimiento del desarrollo del embarazo y comprobar que tú y tu bebé os encontráis bien.


I. Revisiones y pruebas del primer trimestre

Examen general. La primera revisión debería producirse a las seis u ocho semanas de la última regla. En ella te realizarán un examen general de tu estado de salud y ayudará a conocer si existen factores para que tu embarazo sea de riesgo. El ginecólogo te realizará una exploración y una ecografía. También te pesarán, te tomarán la tensión arterial.

Ecografías. Las primeras ecografías sirven para comprobar si el embarazo es único o gemelar, y para confirmar correctamente el tiempo de embarazo (existen errores de dataje, ya que no siempre la ovulación que sigue a la última regla se produce a los 14 días), para que con posterioridad se realice en el momento adecuado la extracción sanguínea que sirve para el cribado de posibles cromosomopatías en tu bebé. También, gracias a los denominados "marcadores ecográficos" se valorará el riesgo de que el bebé pudiera ser portador de algún defecto congénito. Un marcador es solo una "señal de alarma". Un signo que nos pone sobre aviso para descartar que algo pueda no ir bien. Un marcador sirve para identificar grupos de riesgo, pero no es un diagnóstico. Los marcadores prenatales señalan las gestantes en las que es más eficiente ofrecer una amniocentesis u otros estudios ecográficos más sofisticados.

Analíticas. Casi coincidiendo con la primera visita, tu médico te pedirá análisis de sangre y de orina, para saber cuál es tu grupo sanguíneo, si tienes anemia, cómo es tu situación de inmunidad frente a enfermedades infecciosas (Rubéola, Toxoplasmosis.), etc.


II. Revisiones y pruebas del segundo trimestre

Al principio de este segundo trimestre se realizan algunas pruebas para descartar posibles problemas en el desarrollo del feto. Estas pruebas son especialmente necesarias en las mujeres de más edad, por los factores de riesgo que ésta lleva asociados.

  • Triple Screening. Es un análisis de sangre que determina si existe un riesgo aumentado de que el bebé pueda tener alguna alteración en los cromosomas.
  • Amniocentesis. Es una prueba que consiste en extraer una pequeña cantidad del líquido amniótico que rodea al feto para analizarlo. Se utiliza para descartar la presencia de ciertos defectos congénitos y trastornos genéticos. No se realiza de manera rutinaria. Sólo se recomienda en algunos casos.
  • Ecografía. Es quizá la más importante de todo el embarazo. En ella será reevaluado el riesgo de defectos congénitos morfológicos en el bebé, se confirmará el sexo y se valorará que el crecimiento es el correcto.
  • Test de O'Sullivan. Suele realizarse al final del segundo trimestre y se emplea para detectar la diabetes gestacional, un tipo de diabetes que solo aparece durante el ambarazo y que debe ser controlada.

III. Revisiones y pruebas del tercer trimestre

Se realizará una tercera analítica y una ecografía alrededor de la 34-35 semanas.

A medida que el embarazo se va acercando a la fecha probable del parto, las visitas al ginecólogo se producirán en períodos de 7-10 días.

Sobre la 37-38 semanas, se llevarán a cabo las primeras exploraciones para evaluar el estado de dilatación del cuello del útero y la situación del bebé, y se volverá a comprobar la madurez de la placenta y la cantidad de líquido amniótico.

volver

Fecha de última actualización: Abril 2013