¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

  

Leaving Website

You are leaving our Website. This link will take you to a website to which our Privacy Policy and Conditions may not apply. Merck has no control over the contents and policies of third party sites or resources, and accepts no responsibility for them or for any loss or damage that may arise from your use of them. Please check Privacy Policy and Conditions of the linked website.

   

  • 05 Mar, 2021
    Decide tu momento de ser madre con la vitrificación de óvulos

     

Vitrificación de Óvulos

 

Escrito por Dra. Blanca Paraíso

Las mujeres nacemos con unos 2 millones de ovocitos (óvulos) en nuestros ovarios. Con los años, ese número irá disminuyendo de forma progresiva hasta agotarse completamente con la llegada de la menopausia. Pero además de disminuir la cantidad, hay otro factor que va a influir todavía más en nuestra fertilidad: la disminución en la calidad de estos ovocitos.

¿Qué implica esta pérdida en la calidad ovocitaria?

A mayor edad, un mayor número de los embriones que produzcamos van a estar alterados genéticamente (con trastornos similares al síndrome de Down). La mayoría de estos embriones no implantarán o darán lugar a abortos. 

¿Cuándo empieza la pérdida de cantidad y calidad de los ovocitos?

A partir de los 30 años ya empieza a producirse esta pérdida de cantidad y calidad, pero hasta los 35, la mayoría de las mujeres siguen teniendo buena reserva ovárica y buena calidad ovocitaria. Sin embargo, a partir de los 35 la caída empieza a ser mucho más pronunciada. A los 38-39 años muchas mujeres van a empezar a tener problemas para quedarse embarazadas y a los 40-41 años, la mayoría tendrán problemas graves o no podrán quedarse embarazadas con sus óvulos.

¿Cómo conciliar maternidad y vida profesional?

Sin embargo, esta realidad biológica cada vez coincide menos con nuestra realidad social. La edad de la maternidad se va retrasando año tras año por diferentes motivos: mayores posibilidades de formación, la carrera profesional etc.

Por ello, es fundamental que todas las mujeres tengan en cuenta este declive en su fertilidad y conozcan la posibilidad de preservar su fertilidad.

¿Cómo puedo saber el estado de mi salud reproductiva?

Realizar un test de fertilidad es sencillo y económico, y nos ayudará a decidir si es conveniente vitrificar ovocitos o si podemos esperar. Se realiza mediante una ecografía y/o analítica hormonal.

Este test nos indicará cómo está la reserva ovárica. En otras palabras, cuántos ovocitos vamos a poder conseguir con un tratamiento de estimulación ovárica. Con esta información podremos poner en una balanza cantidad y calidad. Para hacernos una idea, aunque los números van a depender de muchos factores (calidad de semen, tasas del laboratorio...), para conseguir un embrión viable, se necesitará vitrificar un mínimo de:

  • 5 óvulos en menores de 35 años
  • 7 óvulos entre 35 y 37 años
  • 12 óvulos entre 38-39 años
  • 18 óvulos entre 40-41 años

Hay que tener en cuenta que, en general, con un tratamiento de estimulación ovárica se intentan conseguir entre 10 y 15 ovocitos, pero el número que podamos conseguir dependerá de la reserva ovárica de la mujer. Aunque hay variabilidad, a partir de los 38 la reserva suele estar en el límite y lo habitual a partir de los 40 es que ya tengamos una reserva ovárica baja y no consigamos más de 3-4 ovocitos por estimulación.

¿Cuál es la mejor edad para vitrificar?

Lo ideal es vitrificar antes de los 35 años, que es cuando la calidad de los ovocitos va a ser óptima. La mejor estrategia sería empezar a hacer test de fertilidad en torno a los 30 años para controlar que no haya una baja reserva ovárica. Si nos acercamos a los 35 y no se plantea el embarazo a corto-medio plazo, lo mejor sería vitrificar.

Si ya ha pasado este tiempo, debemos saber que hasta los 38-39 años dependiendo de cada caso, podría ser ventajoso.

Además, en mujeres que desean preservar su fertilidad por otros motivos (causas oncológicas, endometriosis, cirugías ováricas, enfermedades que requieran tratamientos tóxicos para los ovarios…) se puede plantear la vitrificación a edades incluso más tempranas.

¿En qué consiste el proceso? ¿Perderán calidad mis óvulos?

Tras las pruebas previas, se inicia el tratamiento de estimulación ovárica (normalmente al inicio del ciclo). Éste consiste en la administración de una medicación hormonal en forma de inyecciones subcutáneas durante unos 10 días aproximadamente, durante los cuales se van haciendo varias ecografías. Finalmente, será preciso someterse a la punción ovárica, una intervención sencilla que se realiza bajo sedación para la extracción de los óvulos vía vaginal. A continuación, los óvulos se vitrifican en laboratorio y se almacenan hasta su utilización, manteniendo la calidad de la edad a la que se vitrificaron.

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?