¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

  

Leaving Website

You are leaving our Website. This link will take you to a website to which our Privacy Policy and Conditions may not apply. Merck has no control over the contents and policies of third party sites or resources, and accepts no responsibility for them or for any loss or damage that may arise from your use of them. Please check Privacy Policy and Conditions of the linked website.

   

  • 19 Feb, 2021
    Ecografía y Reproducción

     

Ecografía y Reproducción

 

 

Escrito por Dr. Pedro Royo Manero

La ecografía transvaginal es un elemento básico en el día a día de la clínica de reproducción. El “estetoscopio ginecológico” permite evaluar eficazmente el aparato genital interno en todas las fases del ciclo, siendo muy útil para diferentes procedimientos (diagnósticos, monitorizadores o terapéuticos), con la posibilidad de ser empleada en directo o en diferido y de ser implementable con un amplio espectro de técnicas.

A este respecto, la ecografía 3D ha supuesto una gran evolución (complementaria a la insustituible ecografía 2D) para la valoración fundamentalmente del útero a través de la posibilidad de visualización de sus planos coronales. De un modo sistematizado y sencillo, ha permitido refinar el diagnóstico (y tratamiento) de las anomalías mullerianas, adenomiosis, y miomatosis, a un nivel comparable al de la resonancia magnética con una mínima dependencia del operador. También la evaluación de la patología endometrial ha sido mejorada con el uso generalizado de la ecografía 3D.  Entidades como los pólipos e hiperplasias endometriales, adherencias y sinequias, o los más recientemente denominados istmoceles, pueden ser localizados y definidos con precisión mediante la instilación de suero fisiológico en cavidad (histerosonografía) alcanzando su máximo rendimiento diagnóstico al ser implementada con ecografía 3D.

En lo relativo al ovario, centrado en su faceta reproductiva, la ecografía transvaginal permite evaluar de manera precisa la reserva ovárica mediante el recuento de folículos antrales y monitorizar su crecimiento durante la estimulación ovárica controlada (pudiendo ser ambos procesos evaluados automatizadamente mediante ecografía 3D) hasta la punción ovárica ecoguiada vía transvaginal en el quirófano. En el campo de la endometriosis ovárica y pélvica (superficial y profunda), la ecografía transvaginal constituye un arma diagnóstica poderosa (aunque operador dependiente) dado que permite acortar el valioso tiempo al diagnóstico (existe un elevado número de pacientes asintomáticas y sintomáticas con lesiones menores) por otro lado, obtener una precisión diagnóstica comparable a la de la resonancia magnética.

La evaluación de la permeabilidad tubárica también puede ser llevada a cabo mediante ecografía (histerosonosalpingografía con espuma o contraste ecográficos) con un buen rendimiento diagnóstico (aunque operador dependiente) como prueba inicial con respecto a la histerosalpingografía clásica con contraste radiológico, preferida ésta en los casos donde existe alta sospecha de obstrucción tubárica bilateral de entrada o patología tubárica caracterizable (hidrosálpinx).  

En el terreno de la evaluación de

la vascularización tisular, técnicas clásicas como el Doppler color o el power Doppler, han quedado circunscritas a la caracterización diferencial de algunas lesiones uterinas, endometriales y anexiales, a las que se suman nuevas y prometedoras técnicas como la elastografía, capaz de diferenciar la distensibilidad de los tejidos al paso del ultrasonido.

También el ultrasonido ha pasado a formar parte de la faceta terapéutica en reproducción. Las nuevas técnicas como la ablación tisular mediante ultrasonidos de alta frecuencia, o la radiofrecuencia guiada mediante ecografía transvaginal (ambas empleadas exitosamente para la lisis de miomas con buenos resultados reproductivos) se abren paso en la era de la mínima invasión y personalización del tratamiento.   

En definitiva, la ecografía es nuestra compañera insustituible en el viaje reproductivo, en ese tránsito de la ginecología a la obstetricia, en evolución constante y proveedora de un torrente infinito de datos relevantes para lograr, en definitiva, el objetivo principal: mejorar la salud de La Mujer.  

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?