¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

  

Leaving Website

You are leaving our Website. This link will take you to a website to which our Privacy Policy and Conditions may not apply. Merck has no control over the contents and policies of third party sites or resources, and accepts no responsibility for them or for any loss or damage that may arise from your use of them. Please check Privacy Policy and Conditions of the linked website.

   

  • Hidrosálpinx y reproducción asistida

     

¿Cuándo debo acudir a un especialista en reproducción asistida? ¿en qué se diferencia de mi ginecólogo general?

 

 

 

Escrito por: Jose Landeras

El factor tubárico patológico constituye un importante diagnóstico en el estudio de la pareja infértil. El grado de severidad anatómica y funcional es muy variable, y va desde la simple obstrucción hasta la situación adherencial más severa denominada “pelvis bloqueada o congelada”. El hidrosálpinx representa una de las formas clínicas más severas, y se define como una obstrucción distal de la trompa con dilatación de su luz y acúmulo de líquido en su interior.

Existen causas infecciosas, adherenciales (tras apendicitis complicada o endometriosis), o iatrogénicas (tras cirugías pélvicas).

La presencia de hidrosálpinx afecta negativamente a los resultados reproductivos a

través de la FIV, especialmente si es visible ecográficamente, si es bilateral

y/o si se acompaña de la presencia de serometra.

DIAGNÓSTICO

1.       La histerosalpingografía (HSG) continúa siendo la técnica de screening

de elección en el diagnóstico del hidrosálpinx por su mayor sensibilidad.

2.       La ecografía transvaginal, que constituye la técnica diagnóstica rutinaria en

ginecología, sólo detecta hidrosálpinx de gran calibre pero puede evidenciar la

presencia de líquido refluido en la cavidad endometrial (serometra).

 

MECANISMO DE ACCIÓN DEL HIDROSÁLPINX SOBRE LA IMPLANTACIÓN EMBRIONARIA

1.   Embriotoxicidad:

La composición del fluido del hidrosálpinx difiere en algunos puntos respecto

del medio interno tubárico normal; por ejemplo, en la concentración de algunos

iones y nutrientes así como la presencia de factores como citoquinas,

prostaglandinas, radicales libres etc., relacionados con la reacción

inflamatoria, e incluso la presencia de endotoxinas, podrían tener

responsabilidad en la toxicidad embrionaria del líquido del hidrosálpinx

justificando la reducción del número de embriones que llegan a estadio de

blastocisto en cultivo in vitro.

2.   Alteración

de la receptividad endometrial: El diálogo entre embrión y endometrio

es esencial para la implantación embrionaria y podría alterarse ante la

presencia por reflujo del fluido del hidrosálpinx a la cavidad uterina. Este

proceso está mediado por la expresión de integrinas como la v3

tanto en el endometrio como en el embrión y por cambios en la expresión

génica endometrial durante el período crítico de la llamada “ventana de

implantación”. Se ha observado que las pacientes con

hidrosálpinx tienen disminuida la expresión de esta integrina, así como de

otros factores de crecimiento implicados durante la mencionada “ventana de

implantación”, lo que podría explicar la baja tasa de gestación de los

programas de FIV en estas pacientes. La corrección quirúrgica del hidrosálpinx

produce la normalización tanto de la expresión de estas moléculas de adhesión

como de las tasas de embarazo. 

3.   Interferencia mecánica en proceso de implantación: Varios trabajos sugieren que el reflujo retrógrado de fluido del hidrosálpinx hacia la cavidad endometrial puede interferir físicamente con el contacto entre embrión y endometrio, alterando el proceso de aposición o, si se trata de un volumen superior, puede incluso producir un “efecto lavado” movilizando los embriones en dirección a la vagina e impidiendo el proceso de implantación.

4.  Aumento del peristaltismo endometrial: La actividad contráctil normal del miometrio disminuye en la fase lútea, y se ha demostrado que dicha contractilidad lútea está aumentada en pacientes con hidrosálpinx clínico.

TRATAMIENTO

Tratamiento quirúrgico

1.   Salpingectomía:

El estudio escandinavo al igual que una revisión sistemática Cochrane han aportado datos estadísticamente significativos en favor del beneficio de la salpingectomía sistemática.

2.   Salpingostomía:

Consiste en realizar la apertura distal quirúrgica de la obstrucción fímbrica de la trompa. No ha demostrado resultados positivos en los hidrosálpinx clínicos, y se reservaría para casos leves en pacientes jóvenes.

3.   Sellado proximal de la trompa: Consiste en realizar una ligadura proximal tubárica que, si bien no corrige la alteración anatómica, sí impide el contacto directo entre fluido y endometrio

obteniendo resultados reproductivos comparables a los de la salpingectomía. Esta técnica estaría indicada en situaciones adherenciales pélvicas severas que impiden el correcto abordaje de la trompa o implican un riesgo de lesión de estructuras pélvicas vecinas.

Tratamiento médico

La Chlamydia Trachomatis

se encuentra con una gran frecuencia como antecedente infeccioso de la paciente en su tracto genital. Se trata de un microorganismo que frecuentemente puede pasar desapercibido a los cultivos, y que se asocia a endometritis crónica. En casos de sospecha podemos indicar tratamiento antibiótico previo al ciclo de FIV.

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?