¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

  

Leaving Website

You are leaving our Website. This link will take you to a website to which our Privacy Policy and Conditions may not apply. Merck has no control over the contents and policies of third party sites or resources, and accepts no responsibility for them or for any loss or damage that may arise from your use of them. Please check Privacy Policy and Conditions of the linked website.

   

  • ¿Cuándo debo acudir a un especialista en reproducción asistida? ¿en qué se diferencia de mi ginecólogo general?

     

¿Cuándo debo acudir a un especialista en reproducción asistida? ¿en qué se diferencia de mi ginecólogo general?

 

 

 

Escrito por: Danízar Vásquez Carlón

Cuando una pareja empieza la búsqueda de embarazo entran en juego infinidad de factores, expectativas familiares, sociales, económicas, laborales y pare de contar.

Como médico especialista inicié mi desarrollo profesional como ginecólogo general, en la consulta de ginecología la mayoría de las pacientes acudían a revisión ginecológica habitual, control de alguna patología o por problemas puntuales, sin embargo, para aquel momento carecía de la experiencia y conocimiento sobre fertilidad que tengo hoy día. Algunas de ellas pedían consejos reproductivos, pocas la verdad, la sensación es que la mayoría de las mujeres y parejas y, en general la sociedad, tiene la certeza de que esto de reproducirse es cosa fácil y se consigue con el tiempo. Es frecuente en la consulta de fertilidad que lleguen pacientes que no comprenden por qué no consiguen tener un niño si “todo está bien”.

La diferencia entre el ginecólogo general y el especialista en medicina de la reproducción, se basa en conocimiento, experiencia y tecnología al alcance de la mano. El conocimiento profundo en esta rama de la especialidad, la cual avanza a pasos agigantados, la experiencia con cada paciente, que es un aprendizaje que fortalece los conocimientos previos y la disponibilidad de la tecnología más avanzada; todo ello permite ofrecerle a las pacientes y a sus parejas las más acertadas recomendaciones para que consigan su deseo.

Si como ginecólogos generales nos encontramos una paciente que lleva 1 año buscando embarazo y no lo consigue, no debemos solo recomendar que lo siga intentando, pautar ácido fólico, pedir analíticas y esperar que lo consiga... puede que sí suceda, pero en la mayoría de los casos necesitará un largo periodo de tiempo y lo más probable es que finalmente necesite ayuda para conseguirlo. Esta paciente y su pareja deben ser remitidos al especialista en reproducción y ser estudiada.

Por tanto, para conocimiento de las pacientes, en líneas generales, se establece el límite de 35 años; si la mujer tiene 35 años o menos y 1 año o más buscando embarazo (relaciones sexuales regulares sin protección) debe acudir al especialista en reproducción y si tiene más de 35 años y apenas 6 meses de búsqueda de embarazo, también debe acudir. Igualmente, si se consiguen 2 ó más embarazos a cualquier edad, pero éstos no evolucionan, es motivo importante de buscar ayuda profesional.

Hoy día, los médicos generales, ginecólogos y por supuesto los que trabajamos en fertilidad, tenemos el deber de informar a nuestras pacientes sobre la capacidad reproductiva y sobre la importancia de la edad y la afectación de la reserva ovárica y de la calidad embrionaria con el paso del tiempo, porque es del conocimiento de todos que los tiempos han cambiado, que muchas mujeres cada vez esperan más a tener estabilidad, bien sea sentimental, laboral y/o económica para adentrarse en la maternidad, por tanto, es nuestro deber informarles sobre la preservación de la fertilidad, cuando es el momento ideal para realizarla y que también en ese caso la edad es factor fundamental.

Otro es el caso de las mujeres solteras o parejas de mujeres, que desean cumplir sus deseos de maternidad, el especialista en fertilidad también está para ayudar a estas pacientes, pudiendo ofrecerles técnicas como la inseminación artificial, la fertilización in vitro o la técnica ROPA en la que ambas pacientes forman parte del proceso de fertilidad. 

Como mensaje a las pacientes es que se informen y conozcan los aspectos más importantes de su reproducción y soliciten información con anticipación a sus médicos.

Finalmente, a los ginecólogos en general, aprovechar la consulta como una oportunidad para educar a las pacientes en su fertilidad, quienes son nuestra razón de ser.

 

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?