¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

  

Leaving Website

You are leaving our Website. This link will take you to a website to which our Privacy Policy and Conditions may not apply. Merck has no control over the contents and policies of third party sites or resources, and accepts no responsibility for them or for any loss or damage that may arise from your use of them. Please check Privacy Policy and Conditions of the linked website.

   

  • Desmontando mitos sobre lo que debes hacer para quedarte embarazada y lo que realmente funciona.

     

Por qué no me quedo embarazada

 

 

 

Escrito por: Dr. Antonio  Requena Miranda

La decisión de querer tener un hijo es un momento vital en la vida de cualquier persona. Y en este momento surge la pregunta: ¿qué debemos hacer? Pues, aunque parece algo lógico, no siempre se cumple. Para una pareja heterosexual lo primero es tener relaciones sexuales sin ningún tipo de anticoncepción. De entrada, creo que es importante que sean relaciones no programadas sin obsesionarse con el fin de conseguir una gestación.  En el caso de mujeres sin pareja u homosexuales sí deben contactar directamente con un centro de reproducción asistida, pues necesitarán de un banco de semen.

El siguiente paso sería plantearnos cuándo podemos pensar que algo falla, por qué no conseguimos embarazarnos. En principio, se piensa que podemos darnos un año para conseguir la gestación. Si tras un año no se ha logrado, sería bueno contactar con tu ginecólogo o con un centro especializado en reproducción asistida.

¿Esto sirve para todas las parejas?

No, tiene sus excepciones. Si por parte de la mujer o del hombre se sabe que puede existir ya algún problema de fertilidad de base, como ciclos irregulares en la mujer, alguna cirugía de los ovarios o, en el caso del varón, alguna cirugía del aparato genital, deberían contactar directamente con un especialista en reproducción cuando se planteen tener un hijo.

Pero también en este punto es muy importante tener en cuenta la edad de la mujer. Sabemos que la edad afecta de forma muy negativa en su fertilidad y por ello, en mujeres por encima de los 39 años es recomendable acortar el tiempo de espera hasta conseguir una gestación. Quizá tras un periodo entre 6 y 9 meses sería conveniente visitar a un especialista en reproducción.

En cualquier caso, de forma muy sencilla y en muy poco tiempo se pude hacer un estudio básico de fertilidad para cualquier mujer o pareja, y orientar sobre la actitud a tomar de cara a la búsqueda de una gestación.

¿Y qué más podemos hacer?

El momento en el que nos planteamos tener un hijo es una buena oportunidad para intentar mejorar nuestros hábitos generales de salud, suprimiendo hábitos tóxicos como el tabaco, alcohol o drogas. Además, intentar una alimentación sana, dando prioridad a aquellos alimentos ricos en vitaminas. Por ejemplo, en la mujer es importante tener unos buenos niveles de ácido fólico. Estos se pueden conseguir con medicación, pero también de forma natural tomando alimentos ricos en esta vitamina.

En caso de tener un exceso de peso, también es un buen momento para plantearnos la pérdida de esos kilos de más que serán perjudiciales tanto para quedar embarazada como para el desarrollo del embarazo.

En resumen, ¡tenemos que intentar una vida aún más sana si es posible!!

¿Y qué debemos evitar?

Lo primero es evitar que nos pueda afectar psicológicamente que vayan pasando los meses y no consigamos el anhelado test de gestación positivo. Sabemos que el estrés es muy negativo para muchas facetas de nuestra vida y, entre otras, para embarazarnos.

También debemos evitar caer en los cientos de recomendaciones diversas que podemos leer a través de internet o por recomendaciones de personas que quizá no sean demasiado expertas en estos temas. Con frecuencia, van a ser recomendaciones sin ninguna base científica, sin ninguna evidencia de que puedan funcionar y que solo nos llevarán a perder el tiempo y posiblemente a frustrarnos por pensar que estamos tomando un montón de medidas que no sirven para nada.

En resumen, ese momento en el que pensamos que ha llegado el tiempo de ser padres debe ser un momento de optimismo, de mejora en el cuidado de nuestro cuerpo, de intentar sentirnos bien. Y solo en aquellos casos que tras un tiempo no consigamos nuestro objetivo, sin angustia, sin miedo, ponernos en manos de un profesional del área de la reproducción humana que seguro nos ayudará a conseguir ese deseo de ser padres. 

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?

¿Crees que tienes problemas de fertilidad?