Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

La guerra de las embarazadas contra la báscula

La guerra de las embarazadas contra la báscula

04-04-2016 

El embarazo es un periodo para la buena alimentación y el ejercicio, no para contar cada caloría que tomamos. Si queremos el mejor final del embarazo y evitar posibles complicaciones como la diabetes gestacional, es importante ganar el peso suficiente, sin engordar demasiado y manteniéndose en forma.

Para mantener una buena alimentación durante este periodo debes prestar especial atención a los productos que comes. Es importante que esos kilos que vas cogiendo no provengan de calorías vacías, sino de alimentos ricos en los nutrientes que tu bebé necesita para crecer.

La importancia del peso en el momento de la concepción

Tanto el exceso como la falta de peso pueden ser perjudiciales para el bebé y la futura mamá.

Las mujeres con un peso más bajo de lo normal al inicio del embarazo pueden estar expuestas a sufrir anemia, e incluso puede existir riesgo de parto prematuro o de tener un bebé con bajo peso al nacer en casos más complicados.

Por el otro lado, las mujeres con sobrepeso tienen más riesgo de complicaciones, como preeclampsia, diabetes gestacional o problemas en el parto.

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición recomienda los siguientes trucos para comer bien y engordar lo justo en el embarazo.

• Realiza entre cuatro y cinco comidas al día. Evita los alimentos ricos en grasas y, si sufres náuseas, vómitos o reflujo, come menos pero más a menudo.
• Incorpora las frutas y hortalizas en tu dieta.
• Si sufres estreñimiento, pásate a los cereales integrales.
• ¡Di adiós al picoteo entre horas! Evita los bollos, pasteles, refrescos, chucherías, grasas saturadas, etc.
• No consumas bebidas alcohólicas; dentro de lo posible evita también la cerveza sin alcohol, ya que el número de calorías que contiene es muy alto.
• Toma productos lácteos desnatados o semidesnatados. Para cubrir las necesidades de calcio no deben faltar tres raciones de lácteos al día, y si es necesario toma algún suplemento farmacológico.
• Los expertos también recomiendan suplementos de hierro y de ácido fólico, y a veces también de sal yodada.

No olvides el deporte y estar relajada

El ejercicio no sólo te ayuda a controlar el peso, también a sentirte mejor, aliviar dolores de espalda, dormir mejor y dejar de lado el estrés y la ansiedad.

El deporte también ayuda a recuperar la figura de antes tras el parto. Puedes optar por hacer una caminata de 30 minutos al día, natación, bicicleta estática, o los siempre recomendados yoga y pilates específicos para embarazadas, pero siempre sin excederse.

El peso de la madre tiene una gran influencia en el desarrollo del feto y en la evolución del embarazo y el parto. Por lo tanto, ¡no olvides que debes cuidarlo más que nunca!

volver