Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

Hacer ejercicio durante el embarazo es bueno para madre y bebe

RSS

Hacer ejercicio durante el embarazo es bueno para madre y bebe
5 de diciembre 2017
Hacer ejercicio durante el embarazo es bueno para madre y bebe

La actividad física y el ejercicio durante el embarazo es bueno para la madre y para el bebé, eso es algo bien conocido (aunque no suficientemente interiorizado aún). Una investigación reciente no solo confirma esta idea, sino que también aclara dudas sobre qué actividad física es la más recomendada durante el embarazo. Dicha investigación destaca cómo el ejercicio debe ser realizado no solo por mujeres sanas y previamente activas, sino que para aquellas menos activas también es un buen momento para adoptar un estilo de vida saludable.

Beneficios del ejercicio durante el embarazo


El aumento excesivo de peso, la preeclampsia, la diabetes gestacional, la cesárea, el dolor lumbar y la incontinencia urinaria son algunos de los riesgos de llevar un estilo de vida poco saludable durante el embarazo. El estudio realizado por expertos de la Universidad Camilo José Cela (UCJC), publicado en la Revista de la Asociación Americana de Medicina (JAMA), define los patrones de ejercicio físico durante el embarazo, que han demostrado importantes beneficios fisiológicos tanto para la madre como para el bebé.


Los autores del estudio explican que el porcentaje de mujeres que cumplen con las recomendaciones de ejercicio durante el embarazo es muy bajo. Dicen que esto se debe, en parte, a la incertidumbre sobre qué tipo de ejercicio debe recomendarse y qué debe evitarse.


Sin embargo, el nuevo estudio confirma que hay pruebas científicas sólidas que sostienen que el ejercicio moderado durante el embarazo es seguro y beneficioso tanto para la madre como para el bebé. Entre los beneficios confirmados se encuentran: la prevención del aumento excesivo de peso (un factor clave en la transmisión intergeneracional de la obesidad) y un menor riesgo de macrosomía fetal (bebés que nacen con un peso superior a 4 kilogramos), preeclampsia, diabetes gestacional, cesárea sección, dolor lumbar, dolor pélvico e incontinencia urinaria.
Además, no existe riesgo de parto prematuro, bajo peso al nacer o sufrimiento fetal; siempre que la madre no tenga una contraindicación médica u obstétrica para el ejercicio físico.


¿Qué ejercicio físico se recomienda?


De acuerdo con las recomendaciones del Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), el nuevo estudio destaca los patrones de actividad física que han demostrado ser más beneficiosos durante este período, así como los ejercicios que estas mujeres deberían evitar ya que podrían plantear un riesgo para el feto.


Con respecto al tipo de ejercicio, la duración y la frecuencia semanal, los expertos destacan la importancia de combinar el entrenamiento aeróbico y el entrenamiento de fuerza en cada sesión, que debe durar entre 45 y 65 minutos, durante tres o cuatro días a la semana.


La intensidad debe ser siempre moderada, aunque debe analizarse para cada mujer y controlarse a lo largo de la sesión. La actividad física puede comenzar entre las semanas 9 y 12 del embarazo (después de la primera visita prenatal) hasta la semana 38-39.


Técnicas tales como pilates y yoga, a menudo recomendadas durante este período, no están relacionadas con los beneficios fisiológicos descritos, sino con mejoras en la salud mental y la reducción del dolor.


En términos de ejercicio que debe evitarse, destaca todo lo que sea extenuante (a partir del 90% de la frecuencia cardíaca máxima), ya que puede aumentar el riesgo de hipotermia, deshidratación o flujo sanguíneo uterino reducido, con el riesgo asociado de comprometer la salud del feto.


De manera similar, se debe suspender el entrenamiento de larga distancia, el peso intenso y la contracción isométrica, los saltos, los ejercicios de impacto y los ejercicios con riesgo de caerse o en posición supina extendida (acostado boca arriba).

 

 

 

 

Hacer ejercicio durante el embarazo es bueno para madre y bebe

volver