Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Hemorroides y gestación

Hemorroides y gestación

06-07-2015

 El cuerpo de una embarazada experimenta cambios durante la gestación por el crecimiento del bebé. Desafortunadamente, hay partes que se pueden inflamar ejerciendo una presión sobre sistemas colindantes. Esta combinación de peso adicional junto con un ritmo intestinal ralentizado y la dificultad que la embarazada presenta a término del embarazo para sentarse genera el ambiente perfecto para que se desarrollen las hemorroides, que no son más que varices localizadas en la zona del recto y del ano.

Los síntomas comunes de las hemorroides son dolor, malestar, quemazón, prurito y sangrado ocasional tras esfuerzos de la zona rectal. Las hemorroides típicamente se presentan cuando hay presión en la zona anal. El estreñimiento, la falta de ejercicio y la vida sedentaria, son causas comunes de las hemorroides y también es una queja habitual durante el embarazo.

¿Qué tipo de medidas preventivas podemos adoptar?

  • Evitar el estreñimiento: son aconsejables la ingesta de una dieta rica en fibra y una abundante ingesta de líquidos, a ser posible sin gas. De esta forma se evitará hacer esfuerzo. El ejercicio diario también estimulará los músculos digestivos para evitar el estreñimiento.
  • Evitar permanecer sentada o en bipedestación mucho tiempo: pasea o haz ejercicios que mejoran el retorno venoso.
  • Practica los ejercicios Kegel, que consisten en tensionar los músculos de la vagina y del ano (como si trataras de reprimir el deseo de orinar) durante unos 10 segundos en cada repetición. Mejorarás la circulación en la zona rectal y puedes evitar o aliviar los síntomas de las hemorroides. Trata de hacer al menos 25 repeticiones de este ejercicio varias veces al día.
  • Dormir recostada sobre el lado izquierdo evita el aumento de la presión sobre la aorta, mejorando la irrigación sanguínea y evita el estancamiento circulatorio que empeora las hemorroides.

Los tratamientos los podemos dividir en remedios naturales y tratamiento farmacológico:

a) Remedios naturales:

  • Baño tibio de asiento: El calor y la humedad pueden aliviar el dolor y la comezón de las hemorroides. Es importante que el agua cubra la zona afectada. Es mejor sentarse en el baño durante 20-30 minutos, dos o tres veces al día.
  • Los baños con hielo pueden aliviar las hemorroides inflamadas durante el embarazo.
  • Mantén limpia la zona rectal: la higiene anal es particularmente importante cuando hay hemorroides en el embarazo para evitar irritar los tejidos sensibles.

b) Tratamientos médicos como los venolíticos y venotónicos pueden mejorar el estado circulatorio y paliar los síntomas. Las cremas locales también mejoran la sintomatología.

c) Y por último, para las hemorroides problemáticas que no desaparecen, se pueden recomendar tratamientos convencionales más invasivos como:

  • Ligadura con banda elástica: el doctor colocará una liga en la base de la hemorroide, cortando su circulación y haciendo que se seque.
  • Escleroterapia: se inyecta una solución química alrededor de la base de la hemorroide para secar el vaso sanguíneo inflamado.
  • Coagulación láser: utiliza calor eléctrico o de láser o una luz infrarroja para quemar y destruir el tejido hemorroidal.
  • Hemorroidectomía: Este procedimiento quirúrgico elimina por completo las hemorroides graves.

 

Julia Ramos, ginecóloga especialista en Reproducción Asistida en IVI Sevilla

volver