Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

Histerectomía, posible recurso para tratar un mioma uterino

RSS

Histerectomía, posible recurso para tratar un mioma uterino
21 de abril 2016
Histerectomía, posible recurso para tratar un mioma uterino

 La histerectomía es una cirugía para extirpar, completa o parcialmente, el útero. Hay diferentes patologías y problemas por los que una mujer puede necesitar este procedimiento. Una de ellas son los miomas uterinos. “El grado de éxito de la histerectomía en el tratamiento de los miomas uterinos es del cien por cien”, afirma Ventura Serrano, miembro del Comité de la Presidencia de la Asociación Española de Ginecología y Obstetricia (AEGO).

Según explica Serrano la histerectomía está indicada en pacientes que no quieran tener hijos en el futuro y cuando se presenta dolor, sangrado y dispareunia (coito doloroso).
“Se ha de realizar en pacientes con obesidad y buena capacidad vaginal y en miomas submucosos infectados”, añade Juan Victoriano Ramírez Boscà, profesor de la Universidad de Valencia.

Un mioma submocoso se da cuando el tumor crece bajo la superficie del revestimiento uterino. En este caso, si no estuviera infectado, se podría extraer por histeroscopia. Este procedimiento se realiza fundamentalmente para diagnosticar problemas de sangrado en mujeres y extraer pólipos o fibromas.

Preparación del paciente


“La preparación de la paciente requiere un estudio por parte del anestesiólogo en el que se incluyen análisis de hemoglobina y estudio cardiopulmonar”, indica Serrano. Si hubiera dudas sobre los riesgos de la cirugía en la paciente, se añadirían una resonancia magnética y otras pruebas para tratar de descartar problemas.

En los días previos a la operación es posible que el médico sugiera que se deje de tomar algún medicamento como el ácido acetilsalicílico, ibuprofeno o similares. También en las ocho horas previas se pide que no se coma ni beba nada.

En qué consiste la cirugía


Ramírez Boscà indica que la histerectomía para tratar miomas uterinos suele realizarse por vía abdominal y que exclusivamente en casos especiales se haría de forma completa.

Serrano recuerda que la histerectomía consiste en la extirpación del cuerpo y cuello del útero, en cuyo interior se encuentran el o los miomas uterinos.

Se puede realizar por varias vías, según la experta:

• Laparotomica: por esta vía, por la que se hace una incisión en el abdomen, la histerectomía dura aproximadamente 90 minutos y es necesaria la anestesia general.

• Laparoscópica: puede durar 120 minutos y hay dos variantes, la laparoscópica ayudada por la extracción vaginal (incisión en la vagina), y laparoscópica con la extracción de la pieza por el orificio laparoscópico.

• Robótica: dura un poco más que las anteriores. El operador tiene los mandos a distancia y la visión es en 3D, aunque la extracción es la misma que en la vía laparoscópica.

Riesgos


Los posibles riesgos de una operación de este tipo son:

• Hemorragia.

• Infección.

• Problemas con el tracto urinario.

• Hematoma.

• Embolismo pulmonar.

Tras la histerectomía


“Cuando se ha hecho una histerectomía por vía abdominal, la recuperación es de unos tres o cuatro días. Si se ha llevado a cabo por vía laparoscópica o robótica, puede tardar dos días”, explica Serrano. Pueden ser necesarios analgésicos y una sonda en la vejiga para eliminar la orina.

 

Histerectomía, posible recurso para tratar un mioma uterino

volver