Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

Mejorar la atención del recién nacido es esencial para reducir la mortalidad infantil

RSS

Mejorar la atención del recién nacido es esencial para reducir la mortalidad infantil
10 de mayo 2010

Mejorar la atención del recién nacido en el primer mes de vida es esencial para reducir la tasa de mortalidad infantil en los países en desarrollo, según se señala en un informe mundial actualizado sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) de las Naciones Unidas (ONU), difundido este lunes en el marco de las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2010 y recogido por la organización Mundial de la Salud.

Así, el informe estima que un 40 por ciento de las defunciones de niños menores de cinco años en todo el mundo se producen en el primer mes de vida, y la mayoría de éstas en la primera semana. Además, revela que las defunciones de niños menores de cinco años disminuyeron de 12,5 millones en 1990 a 8,8 millones en 2008, o sea un 30 por ciento.

Cuando faltan cinco años para 2015, el plazo fijado para alcanzar los ODM, según estimaciones, el porcentaje de niños con insuficiencia ponderal se redujo del 25 por ciento en 1990 al 16 por ciento en 2010; las infecciones con el VIH disminuyeron un 16 por ciento entre 2001 y 2008, y el porcentaje de la población mundial que tiene acceso al agua potable aumentó del 77 al 87 por ciento.

"Algunos países de bajos ingresos realizaron progresos sustanciales para reducir la mortalidad infantil, entre ellos Mozambique, Liberia, Rwanda y Sierra Leona", afirma el doctor Ties Boerma, director del departamento de Estadística e Informática Sanitarias, quien aclara que algunos países han quedado rezagados a causa de conflictos, gestión pública deficiente o crisis humanitarias y económicas.

Boerma añade que "pocos países en desarrollo se encaminan hacia la consecución de la meta de los ODM relacionada con la mortalidad infantil. Sin embargo, hay indicios de progresos en algunos países, por ejemplo, en China y Egipto. No obstante, la evaluación plantea un reto y se precisan inversiones para desarrollar mejores sistemas nacionales de identificación y registro de las defunciones maternas".

"Además, el reto consiste en facilitar a los países del África subsahariana y de algunas regiones de Asia Sudoriental el acceso a intervenciones tales como el uso de mosquiteros tratados con insecticida para prevenir el paludismo, o luchar contra la malnutrición. La desnutrición es la causa subyacente de una tercera parte de las defunciones infantiles," dice el doctor Boerma. Asimismo, el informe revela que nueve países de África y 29 de otros continentes están encaminados hacia la meta de los ODM relativa a la reducción del paludismo, pero 2008 unos 243 millones de casos de paludismo provocaron 863.000 defunciones, la mayoría entre niños menores de cinco años.

En cuanto a la tasa mundial de nuevas infecciones con el VIH, entre 2001 y 2008 disminuyó un 16 por ciento. En 2008, se registraron 2,7 millones de nuevas infecciones con el VIH; para fines de ese año, más de 4 millones de personas estaban recibiendo tratamiento antirretrovírico en países de bajos y medianos ingresos, pero 5 millones no recibían tratamiento.

Por otra parte, el informe destaca que el número de casos de tuberculosis está disminuyendo debido a que se está tratando con éxito a más personas. El número de defunciones por tuberculosis entre las personas seronegativas se redujo de 1,7 millones en 2001 a 1,4 millones en 2008.

Fuente: La Razón 10/05/10

Mejorar la atención del recién nacido es esencial para reducir la mortalidad infantil

volver