Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Las mejores posturas sexuales durante el embarazo

Las mejores posturas sexuales durante el embarazo

01-10-2013

¿Estás embarazada y temes que mantener relaciones sexuales pueda dañar a tu bebé? No te preocupes, durante el embarazo muchas parejas desconocen los beneficios del sexo y cuáles son las mejores posturas para practicarlo. En este post te damos algunas ideas para que disfrutes de una vida sexual plena, ¡también durante el embarazo!


Como decimos, en primer lugar nos encontramos con el miedo de dañar al bebé, lo que hace que casi el 50% de las parejas dejen de mantener relaciones conforme avanza el embarazo, y en segundo lugar el obstáculo de la tripa de la futura mamá.


Sin embargo, es posible disfrutar de una vida sexual satisfactoria durante los meses de embarazo. La clave simplemente está en encontrar las posiciones que más te convengan. De hecho, numerosas mujeres aseguran obtener más placer en sus relaciones sexuales durante la gestación, debido probablemente a los cambios hormonales, a la mayor sensibilidad en las zonas erógenas y al aumento del flujo sanguíneo. Por otro lado, los hombres suelen apreciar positivamente los cambios físicos que se producen en sus parejas.


Estas son algunas ventajas de practicar sexo en el embarazo:
• Estrechan el vínculo afectivo entre la pareja, pues suelen ser más románticas.
• Hacen sentir a la mujer sexualmente atractiva y acompañada.
• Preparan los músculos vaginales para el parto.
• Provocan un estado relajante que disminuye la tensión ante el parto.
• En las últimas semanas de embarazo propician las contracciones y la dilatación del cuello de la matriz.


Así que no te preocupes por el bebé, está bien protegido por la placenta, y busca una posición que sea cómoda y placentera para ambos. Aquí te damos algunas ideas:
• La mujer arriba: es una de las opciones más utilizadas, ya que permite que controles la presión sobre tu tripa, además de otorgarte el control sobre la penetración y velocidad. Pero además puedes probar con diferentes variantes, ¡usa tu imaginación!
• Al borde de la cama: túmbate y deja que tu pareja haga el trabajo, vuestros genitales estarán en contacto sin que haya ninguna presión sobre tu tripa. Puedes ayudarte de almohadas y encontrarás la combinación perfecta entre comodidad y placer.
• El hombre detrás: es una de las preferidas de las embarazadas, pues estimula puntos internos que otras posiciones pasan por alto dejando el abdomen libre y sin presiones.
• Ambos de lado: ponte tumbada de lado mientras tu pareja se coloca detrás de ti, de modo que la penetración se producirá desde detrás. Es una postura cómoda y sin riesgos, y además permite mayor intimidad y contacto físico. Especialmente indicada para practicar durante los últimos meses de embarazo.


Con todas estas recomendaciones y siempre y cuando tu ginecólogo no contraindique las relaciones por alguna causa médica, esperamos que esta etapa sea de las más bonitas de tu vida.

volver