Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Menú navideño perfecto para embarazadas

Menú navideño perfecto para embarazadas

21-12-2015

La Navidad es una época de alegría para todos, pero especialmente si estás embarazada. No obstante, se trata de un momento de excesos en la alimentación, por lo que deberás cuidarte más de lo habitual. ¡Disfrutar de la cena de Nochebuena, del turrón o del roscón de reyes no está prohibido siempre que mantengas unas precauciones básicas!

Precauciones con la comida en el embarazo
La gran mayoría de celebraciones en Navidad giran en torno a la familia, pero muchas también van acompañadas de comida. Es frecuente que las mujeres embarazadas no tengan muy claro qué alimentos pueden tomar, ya que en esta época del año aparecen en la dieta alimentos que no suelen estar presentes en los menús el resto del año.
Sin embargo, no tienes de qué preocuparte. Debes tener cuidado con las comidas copiosas: recuerda que es importante controlar el peso tanto por tu salud como por la de tu futuro bebé.
Como recomendaciones básicas, evita las comidas picantes y los patés, da prioridad al pavo o aves de caza que resultan menos indigestos y modera el consumo de salsas. Asimismo, disfruta del dulce, pero no abuses. Los helados de yogur o postres de frutas son una buena alternativa.

Veamos algunas sugerencias en cuanto a los platos.
• Entrantes: la mejor opción es elaborar una ensalada, ya que te permitirá una gran variedad de posibilidades.
• Plato principal: lo ideal es realizar un menú cuyo plato principal sea el pescado. Si eres de las que prefiere la carne, escoge carne de ave, como el pollo o el pavo.
• Postre: evita el exceso de azúcar y prepara tu postre con frutas. Puedes comer turrones, ¡pero siempre en pequeñas cantidades!

Precauciones con la bebida en el embarazo
No hace falta recordar los efectos adversos de consumir alcohol durante el periodo de gestación… y estas fechas no son una excepción.
Las bebidas más recomendables son el agua y los zumos y, en caso muy puntual, alguna bebida “sin”, revisando siempre que no contenga nada de alcohol. Igualmente, las bebidas gaseosas pueden ser consumidas ocasionalmente, pero no debes olvidar que contienen mucho azúcar.
¿Y para el brindis? Prueba algún espumoso sin alcohol.

Para mejorar la digestión
Engordar no es la única consecuencia de los excesos navideños. Los excesos propios de las fiestas también pueden generarte molestias asociadas, como acidez o hinchazón. Algunos remedios para combatirlas son:
• Tomar alguna infusión: te ayudará a acelerar el proceso digestivo para poder ir a la cama sin esa pesadez tan incómoda.
Caminar: si el frío no te lo impide, sal a dar un paseo con tus familiares a paso moderado. Así reducirás la hinchazón de las piernas que suelen ocasionar las largas comidas navideñas.

¡No te agobies! Lo importante es que cuides tu alimentación de forma sana y, por supuesto, que disfrutes de las fiestas con los que mas quieres. ¡Feliz Navidad!

volver