Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Miedos más comunes en las pacientes con infertilidad

Miedos más comunes en las pacientes con infertilidad

09-04-2018

 

 Es curioso el primer contacto que tenemos con los pacientes que se van a enfrentar a un tratamiento de fertilidad, acuden a la clínica nerviosos, expectantes y con miedos. Cuando trabajamos con ellos los miedos que más comúnmente nos refieren son los siguientes:

Piensan que nunca van a conseguir un embarazo y se sienten como si estuviesen en un túnel dónde no se ve el final… nos preguntan cuánto tiempo necesitan para lograrlo y cuántos ciclos deberán hacer. Hay que tener en cuenta que cada caso es diferente y personalizado.

Nos preguntan también sobre los tratamientos que se van a utilizar durante los ciclos. Es frecuente que las pacientes hayan escuchado posibles efectos adversos de las medicaciones que se van utilizar y sean reacias a usarlos. Lo cierto es que hoy en día, las dosis están tan ajustadas a cada paciente y los protocolos son tan individualizados que son raros los efectos adversos debidos a la medicación.

La vía de administración de la medicación, también supone un reto, ya que generalmente es subcutánea, luego será necesario que la paciente aprenda a pincharse y no es infrecuente que nos comenten que se ven incapaces de hacerlo, por ello animamos a las parejas a qué colaboren en el proceso y sean los que preparen la mediación y la administren.

Otro de los temores que nos plantean es que, si por hacer tratamientos hormonales van a presentar un riesgo incrementado de cáncer, especialmente de mama. En respuesta a sus dudas se les informa que la mediación en sí no aumenta el riesgo, pero si es aconsejable hacer una exploración y valoración completa antes de iniciar los ciclos, y si una paciente ha tenido antecedentes personales, hacer las pruebas complementarias adecuadas, por ejemplo, si hay algún caso en la familia materna con cáncer de mama, se les recomienda realizarse una ecografía de mama o mamografía previo al inicio de la medicación.

Los resultados de las pruebas diagnósticas es otra situación que les inquieta, ya que podemos dar con problemas hasta entonces desconocidos. Un ejemplo difícil de asumir para los pacientes es el caso de realizar un estudio de semen en el que nos informa el laboratorio que no se encuentran espermatozoides.

También, hay parejas que te expresan sus miedos a tener una gestación múltiple. Aunque sabemos que las técnicas de reproducción (TRA) han avanzado considerablemente y cada vez se transfieren menos embriones, la ley aún permite la transferencia de tres embriones, con los riesgos que esto supone.

Miedos a que los niños que nacen tras TRA puedan tener más problemas por haber sido conseguido en el laboratorio, y hay múltiples artículos publicados que nos informan de la seguridad de estos tipos de tratamientos.

Por último, como consejos útiles para afrontar un tratamiento de fertilidad, recomendamos estar tranquilos, confiar en el equipo médico y laboratorio que se ha seleccionado y tener paciencia porque… ¡la gran mayoría de los casos se resuelven satisfactoriamente!

 

Julia Ramos, ginecóloga especialista en Reproducción Asistida en la clínica IVI Sevilla. 

volver