Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Mitos sobre el embarazo

Mitos sobre el embarazo

 09-06-2014

En este post hablamos sobre algunas de las creencias más extendidas y también ‘discutibles’ sobre el mundo del embarazo. ¡Seguro que te sorprendes!

1. La forma de la tripa determina el sexo del bebé. ¡Falso! El tipo de vientre de la embarazada no tiene nada que ver con el hecho de que el bebé sea niño o niña, si no que más bien depende del tono muscular de la mamá y de la posición que el bebé adopte en su interior. El único factor que hace visible el sexo es la observación durante las ecografías.

2. Los antojos no satisfechos de la madre pueden provocar manchas en el bebé. Muchos bebés suelen nacer con algunas manchitas, pero nada tienen que ver con los antojos. Incluso muchas de éstas desaparecen con el tiempo. Así pues, no existe una base científica que determine que no satisfacer los repentinos deseos de algunas madres en el embarazo provoquen manchas en sus bebés, sino que éstas más bien tienen que ver con concentraciones de melanina o con formaciones anómalas. 

3. La embarazada debe comer por dos. Este es uno de los mitos más extendidos, pero al contrario de lo que muchas mujeres piensan, esta idea de que la madre debe alimentarse por ella y por el bebé debe desecharse. Llevar un bebé dentro solo consume unas 300 calorías extra, por lo que comer de más podría acarrear obesidad e incluso diabetes gestacional. La clave de la alimentación durante el embarazo está en la variedad y en la calidad, no en la cantidad. 

4. Mantener relaciones sexuales durante el embarazo puede dañar al bebé. Tal y como hemos tratado en otras ocasiones, sexo y embarazo son totalmente compatibles. El bebé está bien protegido dentro del útero, por lo que si tu médico no lo desaconseja, deja las preocupaciones y disfruta de tus relaciones sexuales en esta etapa. ¡Muchas mujeres incluso afirman disfrutar más!

5. ¡Prohibido teñirse el pelo! Se trata de uno de los temas que más controversia generan y, sin embargo, tampoco es una práctica totalmente prohibida, ya que en ningún caso el bebé se ve afectado por el producto. No obstante, se recomienda no utilizar tintes demasiado agresivos para evitar posibles reacciones adversas. 

6. Evitar las piscinas y los baños largos. Algunas mujeres durante el embarazo prefieren evitar los baños largos o las piscinas por miedo a que entre agua en el útero y pueda causar infecciones, pero no existen motivos para no hacerlo ya que el útero está protegido naturalmente por una mucosa que impide el ingreso de agua y/o cualquier sustancia dañina. No obstante, en los quince días antes de la fecha probable del parto sí será mejor que te duches en lugar de bañarte, ya que el tapón mucoso podría estar ablandándose.

7. Si la embarazada tiene ardores es porque el bebé nacerá con mucho pelo. Las molestias como la acidez o el ardor de estómago son muy comunes durante los últimos meses de embarazo, pero nada tienen que ver con la cantidad de pelo que vaya a tener el bebé. Su causa se debe al aumento del tamaño del útero y a los niveles hormonales. 

8. ¡Ojo con la depilación! En realidad, no existen pruebas clínicas que muestren efectos adversos sobre cualquiera de los métodos depilatorios que existen hoy en día. No obstante, los expertos afirman que es más prudente posponer las sesiones de depilación láser, concretamente, hasta después del nacimiento del bebé. Además, respecto al vello que aparece en el abdomen y alrededor de la areola, se recomienda no depilarlo, ya que éste desaparece tras el embarazo y si se quita volverá a salir más fuerte. 

9. Mal parto de la madre, mal parto de la hija. Dicen que si tu madre tuvo un mal parto, el tuyo también lo será, pero no se trata de una cuestión hereditaria únicamente, sino que existen una gran cantidad de factores que determinan un parto (la constitución de la madre, si ha practicado ejercicio, etc.)

10. ¡No acercarse a los gatos! Si bien estos animales pueden transmitir toxoplasmosis, existirá riesgo de contagio solo si la futura madre tiene contacto con sus heces y éstas están infectadas. También puede transmitirse a través del pelo del gato (al lamerse el propio animal). El gato adquiere la toxoplasmosis por la ingesta de alimentos crudos, por lo que el disminuir este tipo de costumbres también se disminuye el riesgo de toxoplasmosis. 

11. Prohibido tomar cafeína. Tampoco existen pruebas reales de que el consumo de cafeína durante el embarazo pueda provocar daños en el bebé o la interrupción del mismo. No obstante, los médicos recomiendan no abusar y tomar un máximo de dos o tres tazas al día. 

12. Ocurren más partos en los días de luna llena. Se trata de una idea muy extendida pero que tampoco presenta base científica alguna. Aunque la luna influye en las mareas y seguramente en todo medio acuático, su ‘poder’ para provocar el parto sería mínimo respecto a los factores que naturalmente lo desencadenan. 

 

Como vemos, muchas futuras mamás durante el embarazo seguro que escucharán consejos de madres, tías o abuelas sobre esta etapa que son de dudosa credibilidad. Como siempre, lo más aconsejable es que ante cualquier duda consultes a tu médico. Piensa que cada embarazo es diferente y será éste quien elaborará el mejor plan de cuidados adaptado a tu situación. ¡Feliz embarazo!

volver