Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Mitos y verdades de la fertilidad

Mitos y verdades de la fertilidad

Alimentación, hábitos diarios, deporte… Son muchas las historias, consejos y advertencias que se transmiten, tanto por vía oral, como a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, acerca de cómo favorecer la fertilidad y evitar la infertilidad. Pero, lo cierto es que no todos ellos tienen el aporte de un médico especialista o de alguien que esté verdaderamente capacitado para dar su opinión sobre ello.


Hace mucho tiempo, se responsabilizaba siempre a la mujer de los problemas para concebir, sin embargo, la realidad es muy diferente y, actualmente se sabe que dichos problemas se deben en un 30% a causas femeninas y en un 30% a causas masculinas. El 40% restante se debe a causas mixtas (25%) y a razones desconocidas (15%).


Éste podría considerarse uno de los grandes mitos de la fertilidad, pero existen otros muchos que aún siguen arraigados en la sociedad. Entre ellos podemos incluir que lograr el embarazo es fácil, que el uso de anticonceptivos orales disminuye la fertilidad o que ciertos alimentos o terapias naturales aumentan la fertilidad. En este último caso, no está demostrado que determinados alimentos aumenten la capacidad reproductiva, pero sí que una dieta sana y equilibrada combinada con el ejercicio puede ser favorable.


Otros mitos relacionados con la fertilidad pueden ser que ciertas posturas sexuales sean más favorables a la concepción, que la infertilidad siempre es hereditaria y que las fases de la luna influyen directamente en la fertilidad.


Pero… ¿Cuál es la realidad que sí está avalada por los expertos en temas de fertilidad? La primera, y muy importante, es que en las mujeres la edad es el factor más determinante, y es que la cantidad y la calidad de los óvulos de las mujeres decrece a los 35 y disminuye significativamente a partir de los 40. Por su parte, en el hombre, aunque no es un factor tan determinante, la edad también influye en la concentración y en la movilidad de los espermatozoides que disminuye un 0,7% con cada año de aumento de su edad.


En este sentido, el peso también es un factor importante, pues las mujeres que tienen problemas de peso pueden presentar alteraciones del ciclo menstrual, ausencia de ovulación y problemas metabólicos que afectan directamente a la fertilidad. En los hombres, un exceso de peso puede conllevar a la disfunción eréctil e incluso reducir la calidad del semen.


Cuando se aconseja dejar los malos hábitos antes de buscar el embarazo es porque sí inciden directamente en vuestra fertilidad. Fumar o tomar grandes cantidades de alcohol puede empeorar la calidad ovacitaria de la mujer, y disminuir la calidad y la cantidad de los espermatozoides, así como los niveles de testosterona en el caso de los hombres. Además, el estrés y la ansiedad también tienen repercusión en la actividad hormonal tanto del hombre como de la mujer.


Algunos tratamientos contra el cáncer como la radioterapia o la quimioterapia pueden dañar las células reproductivas en el caso femenino y dañar los órganos sexuales en el caso masculino. Haber sufrido alguna enfermedad de transmisión sexual puede dejar también secuelas tanto en el hombre como en la mujer.


Por ello, si estás buscando un embarazo, lo mejor es que adaptes tus hábitos para favorecer, en la medida de lo posible, la concepción. No fumar, no beber alcohol, seguir una dieta sana y equilibrada y practicar deporte no son determinantes en la búsqueda del embarazo pero siempre serán de ayuda. Y, ante todo, no dudes en consultar todo con tu médico, él sabrá aconsejarte para que la búsqueda de tu bebé sea todo un éxito.

 

volver