Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Natación en el embarazo

Natación en el embarazo

18-01-2016

 La natación es una de las actividades más recomendadas durante la gestación. Al ser un ejercicio perinatal, ayuda a que la futura mamá esté sana y se mantenga en forma durante esta etapa y además ofrece un medio maravilloso que elimina las posibilidades de caerse o golpearse en comparación con otros deportes.

Sin embargo, su práctica debe ser siempre realizada bajo la supervisión de un médico según el estado de salud de la mujer. Y además, es importante recordar que no es momento de exigir al cuerpo metas que supongan un alto esfuerzo físico.

 

Por eso en este post te ofrecemos información para que te animes con la práctica de esta actividad.

Ventajas:
• Relaja las zonas del cuerpo que sufren mayor carga.
• Controla el peso durante el embarazo.
• Mejora el sistema cardiovascular y la resistencia pulmonar.
• Estimula la circulación de la sangre. En consecuencia, previene las varices, la hinchazón y los calambres.
• Mejora el tono muscular.
• Disminuye el estrés y la tensión nerviosa.

Todas estas ventajas en conjunto contribuyen a llevar mejor todos los cambios tanto físicos como psicológicos que se van presentando durante el periodo de gestación.

Precauciones:
• Consulta con tu médico antes de empezar a practicar natación.
• Recibe clases con un profesor especializado en ejercicio prenatal.
• Nada siempre en compañía.
• Dúchate antes de meterte al agua para evitar cambios bruscos de temperatura.
• Fuera del agua, usa calzado de goma que sujete bien. ¡Cuidado con los resbalones!
• Entra lentamente en la piscina, evitando zambullirte directamente, con mucho cuidado.
• Comienza por un calentamiento y continúa progresivamente.
• Adapta tu actividad a cada etapa de la gestación

¿Cuándo está desaconsejada la natación?

El médico puede desaconsejar la práctica de esta actividad si:

• Tienes un embarazo de alto riesgo.
• Existen posibilidades de parto prematuro.
• Hay un retardo uterino.
• Sufres de problemas vasculares.
• Has expulsado el tapón mucoso o sufres alguna enfermedad durante el embarazo que no es compatible con el ejercicio.

Actualmente existen muchos lugares que se especializan en cursos de natación durante el embarazo e incluso existen grupos de gimnasia acuática, también muy recomendables para la mujer embarazada.

Cada persona somos un mundo y nadie mejor que tú sabe su límite. En todo momento tiene que resultar agradable y para nada incómodo. No lo pienses más y... ¡al agua patos!

volver