Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

¿Niño o niña? Las formas más disparatadas para predecir el sexo del bebé

¿Niño o niña? Las formas más disparatadas para predecir el sexo del bebé

19-01-2015

 Hoy en día solo hay que tener paciencia hasta el tercer mes de embarazo, aproximadamente, para hacer una simple ecografía y conocer el sexo del bebé, siempre que éste se deje y los papás quieran saberlo ;-). Sin embargo, no siempre ha sido así.

Hasta que se normalizó el uso del ultrasonido, en la década de los 80, no había manera de saber a ciencia cierta el sexo del bebé hasta el momento del parto. No obstante, se utilizaban numerosos trucos para tratar de adivinarlo sin tener que esperar los nueve meses.

En este post reunimos algunos de ellos (ten en cuenta que no son métodos científicamente probados):

La prueba del anillo. Ata una cuerda alrededor de un anillo que consideres de alto valor sentimental y pide a alguien que sostenga el cordel a poca distancia de tu tripa. Si éste se balancea de un lado a otro, como un péndulo, el futuro bebé será niño, mientras que si la cuerda se mueve en círculos, niña.

El truco del ajo. ¡Ojo! Si no eres muy amiga de este producto, puede que no sea tu método. La idea es que si al comer un ajo, tu piel desprende mal olor, estarás gestando un varón, mientras que si por el contrario tu piel no huele en absoluto, el bebé será niña.

La llave. Probablemente sea una de las pruebas más absurdas, pero existe la creencia de que al pedir a una mujer embarazada que coja una llave, si lo hace por el lado plano de la misma es que está esperando un niño, mientras que si agarra la parte redonda, nacerá una niña.

Atención a las náuseas matutinas. Simple: con muchas náuseas, niña, y ante la ausencia de ellas, niño. ¡Y eso que los expertos aseguran que entre el 50 y el 80% de las embarazas las sufren!

Antojos, ¿dulce o salado? Seguro que esta te suena, y es que existe el rumor de que si tus preferencias se dirigen hacia productos dulces tal vez sea porque estás esperando una niña, mientras que si te da por comer patatas fritas o galletas saladas, será un niño.

El test del acné. Puede que durante el embarazo los cambios hormonales hagan que la mujer sufra pequeños brotes de acné. Aunque es algo habitual, se dice que la mamá que experimenta la aparición de granitos es porque está esperando una niña, mientras que si su piel se mantiene intacta, el bebé será varón.

¿Tu cara se ha vuelto más redonda? Si la respuesta es que sí, es porque el bebé será niña; si por el contrario tu cara se mantiene pese al aumento de peso, niño.

La forma de la tripa. También es una de las creencias más conocidas, que defiende que si la barriga es más bien picuda, el bebé será niño, mientras que si la forma de la tripa es redondeada se debe al nacimiento de una niña.

¿Vello en las piernas? Durante el embarazo, los cambios hormonales pueden provocar el crecimiento de vello corporal en lugares inesperados. Así, algunas creencias afirman que si el pelo crece en mayor cantidad y más rápido de lo normal, el culpable es la testosterona de un futuro varón.

Los cambios de humor. Aunque también los cambios emocionales son habituales en el embarazo, hay quienes afirman que si son muy acentuados se deben a que una niña está por nacer.

¿Y tú? ¿Qué opinas? ¿Te ha funcionado alguno de estos trucos? Aun así, recuerda que lo importante es que el bebé llegue sano y bien. ¡Feliz embarazo!

volver