Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

Ovodonación: dudas y desconcierto, por la Dra. Julia Ramos

RSS
Ovodonación: dudas y desconcierto, por la Dra. Julia Ramos

 La ovodonación es la opción a la que deben recurrir algunas parejas cuando la calidad o cuantía de los óvulos no es la adecuada. En pocas palabras, se trata de una donación de ovocitos. Se considera una técnica de reproducción asistida que consiste en utilizar un óvulo de una donante con edad comprendida entre los 18 y 35 años, con controles analíticos y genéticos y sin antecedentes médicos ni familiares. Estos son requisitos que estipula la ley española. En España tenemos la suerte de que esta técnica está permitida, ya que es la solución en pacientes con fracasos en los tratamientos repetidos.

El programa de ovodonación puede efectuarse de distintas formas según la clínica donde se lleve a cabo y la organización del centro.

La preparación de la receptora de ovocitos y de su donante puede llevarse a cabo de forma sincronizada y en fresco, es decir, mientras la donante de óvulos está administrándose su tratamiento de estimulación ovárica para poder obtener los ovocitos, la receptora, de una forma sencilla y cómoda, estaría preparando su endometrio para recibir al futuro embrión. Así, una vez que la donante estuviese preparada para la extracción de ovocitos, el varón dejará la muestra de espermatozoides para que los biólogos puedan empezar a trabajar con ambos gametos e intentar generar embriones, que pasados unos días serán transferidos al útero de la receptora.

Las ventajas que ofrece la técnica de ovodonación son: mejor calidad de los ovocitos, ya que se disminuye la edad del ovocito e incluso hay donantes con fertilidad probada.

Otra forma de poner en marcha el proceso es mediante el banco de ovocitos. Cada vez son más las clínicas que hacen uso de los ovocitos que están vitrificados (congelados). De esta forma, es más fácil coordinar a las pacientes y se evitan los riesgos de cancelación de los ciclos, ya que la tasa de supervivencia a la descongelación es de más de un 97%, hecho que no ocurre cuando la donación es en fresco, ya que en ocasiones las donantes no responden bien a los tratamientos o el número de ovocitos recuperados no es el adecuado y hay que cancelar los tratamientos. En nuestra clínica lo que hacemos es asignar una donante en fresco a una receptora y, en caso de posible cancelación del ciclo, buscamos en nuestro banco de ovocitos vitrificados para la reubicación, si fuese posible.

Los criterios de asignación de la donante a una paciente, como marca la ley, son varios: en primer lugar, es imprescindible que exista una compatibilidad de Grupo sanguíneo y RH para evitar riesgos de isoinmunización durante la gestación, así como desconciertos de origen de la maternidad en el futuro. Es muy importante que coincidan los rasgos físicos entre la donante y receptora. Además, en los últimos meses han aparecido nuevos test de compatibilidad genética para evitar al máximo que se produzcan gestaciones con problemas.

Entre las dudas más habituales que tienen las pacientes antes de tomar la decisión de hacer un ciclo de ovodonación, encontramos la dificultad para hacer frente al hecho de que la carga genética no será la de la madre. Sin embargo, la idea de la maternidad supera esta barrera. No obstante, siempre es recomendable una visita a la psicóloga del centro que ayudará a afrontar el proceso a nivel familiar y recomendará las vías en caso de querer dar la información al hijo en el futuro.

La idea de este post surge por el número tan elevado de mujeres que finalmente recurren a este tipo de tratamientos, y con ello ayudar a ver el tema de la forma más natural posible. Desde mi experiencia me gustaría transmitir a cualquier mujer que esté en proceso o se le haya indicado la técnica, que las mujeres que lo han hecho siempre nos expresan su plena satisfacción y felicidad ante la decisión tomada, a pesar de lo contradictorio que puede parecer en un principio.

 

Julia Ramos, Ginecóloga especialista en Reproducción Asistida en IVI Sevilla

 

volver