Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Padres primerizos: los mejores consejos

Padres primerizos: los mejores consejos

12-05-2014

¡Por fin! El primer bebé ya está en casa y la felicidad os inunda con solo ver su carita. Es el momento de conocerle y poner en práctica todos los cuidados que seguro aprendisteis durante el embarazo y las clases de preparación al parto pero, ¿qué pasa con los padres?

No hay duda de que se trata de una situación desconocida que a veces pude ser difícil de afrontar, y es que además de aprender a darle de comer, bañarle o dormirle, no deja de ser una nueva personita que irrumpe en vuestras vidas y con la que debéis aprender a convivir.

Es normal que muchos padres primerizos en ocasiones se encuentren sobrepasados durante los primeros meses, es por ello que en este post os dejamos algunos consejos que os ayudarán a afrontar de la mejor manera esta nueva etapa. ¡Sigue leyendo!

1. Pide ayuda cuando la necesites. Sois padres pero también humanos, y aunque se trata de un momento de gran felicidad, el cuidado de un bebé conlleva un gran trabajo y mucho cansancio. Así que no dudes en apoyarte en tu pareja, familia o amigos cuando lo necesites.

2. Infórmate. Ahora que sois padres, es importante que estéis informados sobre temas de cuidado y educación del bebé, ¡pero sin obsesionarse! Muchos padres primerizos se preocupan tanto por todos los males que puedes sucederle al bebé que terminan volviéndose paranoicos hasta con las cosas más triviales.

3. Descansa todo lo que puedas. Aunque parezca algo imposible, intenta aprovechar los momentos en los que el bebé duerme para recuperar horas de sueño.

4. Disfruta de tu bebé. Además del tiempo destinado a sus cuidados, dedica una parte de tus días a pasar tiempo con el bebé. Cógele, mímale, háblale o cántale; el contacto personal es muy beneficioso y además, aprenderéis a conoceros.

5. Tú también debes cuidarte. Es importante que tú también tengas tus momentos de calma para sentirte bien contigo misma y que la situación no te sobrepase. Párate a leer, cenar tranquilamente o darte un baño caliente de vez en cuando. Y ¡déjate consentir!

6. Evita las visitas. Aunque durante las primeras semanas tras el nacimiento es normal que familiares o amigos quieran acudir a conocer al nuevo miembro de la familia, intenta restringir el número de visitas hasta que estéis más o menos adaptados a la nueva situación.

7. Comparte tus experiencias con otras mamás. Si tienes la oportunidad, habla con otras madres que hayan pasado por la misma situación sobre tus dudas y miedos. Te sentirás comprendida y con ánimos renovados.

8. Sé fiel a tu instinto. Por muchos consejos que recibas, no existen recetas mágicas y nadie como vosotros sabréis reconfortar y atender las necesidades del bebé. ¡Fíate!

¡Buena suerte!
 

volver