Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

El parto: miedos más comunes y cómo superarlos

El parto: miedos más comunes y cómo superarlos

06-06-2013

¿Estás en la recta final de tu embarazo y empiezas a sentir pánico al pensar en el momento del parto? No te preocupes, es algo que le ocurre a casi todas las embarazadas, sobre todo a las primerizas. Y es que tener miedo a lo desconocido es lo más normal del mundo.

Uno de los temores más frecuentes que suelen tener las mujeres al dar a luz es no llegar a tiempo al hospital o clínica. Esto no debe obsesionarte, ya que desde que empiezas a sentir las primeras contracciones hasta el momento del parto pasan aproximadamente 12 horas, lo que permite llegar al hospital sin problemas.

El miedo a sufrir dolor también es motivo de preocupación para las futuras mamás. Debes tener en cuenta que cada persona tiene un umbral del dolor diferente, por lo que hay mujeres que dan a luz sin tener muchas molestias, y otras que sufren desde el primer momento. Además, otro temor presente en muchas embarazadas es experimentar un desgarro durante el alumbramiento.

Pero sin duda lo que más temen las mamás el día D, es que el bebé tenga dificultades en el nacimiento, que nazca con algún problema o que el parto se complique. En este sentido, debes pensar que las complicaciones del embarazo y el parto han disminuido notablemente gracias a los avances de la tecnología en medicina, haciéndolos más seguros y con mejor pronóstico para bebés y mamás. Aunque es normal sentir ese pellizco en el estómago hasta el último momento.

Lo bueno, en el caso del parto, es que este estado de ansiedad suele terminar pronto. Normalmente en cuanto tienes en brazos a tu bebé y observas que está perfecto. No obstante, te vamos a dar algunos consejos que te pueden ayudar a llevarlo mejor:

1. Las clases de preparación al parto son muy útiles, ya que en ellas te enseñan cómo es el momento del alumbramiento, a identificar las primeras señales y todo lo que puede ocurrir en él. Además, en estas clases te resolverán muchas dudas que ayudarán a tranquilarte.

2. Aprende técnicas de relajación. Este tipo de ejercicios son muy importantes en el parto ya que ayudan a reducir el dolor y los nervios.

3. No hagas mucho caso a las experiencias de otras personas que ya han dado a luz. Cada persona es un mundo y cada parto es diferente, incluso en una misma mujer.

4. Comparte tus miedos con tu pareja, familiares o amigos. En algunos casos, el hecho de expresar tus temores en voz alta puede ayudar a que veas las cosas de otra manera.

En definitiva, nuestro consejo es que intentes relajarte y dejes tus miedos a un lado, ya que si lo consigues ayudarás a que los músculos del cuerpo no estén tan tensos, el dolor disminuya y todo vaya mucho mejor. Lo único que debes pensar es que a partir de ese momento vas a ver la carita de tu bebé y comenzar a disfrutar de él.

volver