Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

Pautas que pueden ayudar a la mujer a mejorar su fertilidad

Pautas que pueden ayudar a la mujer a mejorar su fertilidad

¿Estás pensando en quedarte embarazada, pero os está costando un poco? Sí es así, debes saber que, independientemente de que influyan algunos factores biológicos o genéticos, ambos tenéis la posibilidad de poner de vuestra parte para que los hábitos contribuyan a conseguir ese deseo de ser papás.

Para ello, primero es necesario conocer algunos aspectos que influyen en la fertilidad.


La pérdida de la misma se debe a la disminución en el número de folículos que se desarrollan y a una peor calidad en los óvulos, ya que presentan una mayor proporción de trastornos cromosómicos. No hay que olvidar que la fertilidad disminuye también con la edad, esta disminución comienza en la mujer a los 35 años siendo más intensa a partir de los 40. Y, finalmente, como decíamos al principio, el estilo de vida es un factor importante a la hora de condicionar la fertilidad. En este sentido, los trastornos alimentarios, el estrés o la actividad física pueden influir en la fertilidad de la mujer. Por ello, es muy importante mantener unos hábitos de vida saludables para favorecer la gestación. ¡Aquí es donde tenéis que poner de vuestra parte!


• Controlar el peso: estar muy delgada o con sobrepeso contribuye a disminuir la fertilidad. En este sentido, estar en un peso correcto ayuda a mantenerse sana y poder concebir.


• Evitar el tabaco: el tabaco es una fuente de aumento de la infertilidad. Y es que afecta a la maduración de los folículos de tus ovarios, haciendo que tengas peor calidad ovocitaria y embrionaria y sea mucho más complicado lograr el embarazo.


• Supervisar tu salud reproductiva: es importante llevar al día todas tus revisiones ginecológicas pertinentes. Se recomienda que, a partir de los 30 años, se analice la reserva ovárica.


• Controlar la toma de medicamentos: cualquier tratamiento debe estar medido y controlado por tu médico de cabecera para evitar cualquier situación contraproducente para tu deseo de ser mamá.


• Cuidar el consumo de alcohol y cafeína: vigila y reduce la ingesta de cafeína y alcohol. Según algunos estudios, las mujeres que toman más de seis tazas de café o té, o cuya pareja consume más de 20 unidades de alcohol por semana, tardan más tiempo en conseguir el embarazo.


Reducir el estrés: el estrés continuado y la ansiedad pueden producir alteraciones hormonales que lleguen a inhibir la ovulación en la mujer. Los altos niveles de marcadores de estrés dificultan la fertilidad, por lo que es necesario que libremos de nuestro cuerpo este factor que tan negativamente afecta tanto a nuestra fertilidad como la de nuestra pareja.


• Practicar deporte: hacer ejercicio de manera regular y con moderación ayuda a mejorar la salud reproductiva.

Si poniendo en práctica estos hábitos, no lográis concebir, es recomendable acudir al especialista. En este sentido, si tu pareja y tú lleváis más de un año intentándolo o más de seis meses si tenéis más de 35 años, un especialista en fertilidad será vuestro mejor aliado en este caso. ¡Suerte!

 

volver