Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Actualidad

>

Noticias

>

Pistas para recuperarse tras el parto

RSS

Pistas para recuperarse tras el parto
11 de junio 2014
Pistas para recuperarse tras el parto

 "Me siento gorda", es la frase que repiten tantas embarazadas cual mantra. "No estás gorda, estás embarazada", es lo que suelen responder maridos, amigos y familiares con paciencia.

Pero sí, señores, las embarazadas se sienten gordas, muchas se ponen gordas, y muchas, después del parto, siguen sintiéndose así. Mientras el bebé crece dentro, el cuerpo crece con él, y una vez ha salido, el cuerpo no vuelve a su lugar inmediatamente. Barriga, flacidez, pechos poco firmes, poca resistencia... No pasa nada, recuperar el estado físico previo al parto es posible, aunque requiere esfuerzo y concienciación. Los métodos son múltiples, cada médico tiene su estilo y cada mujer su propio horario.

Lo que hay que desterrar de la mente es la imagen de esas famosas que se plantan sobre la alfombra roja a los cuatro meses de haber parido más en forma que antes del embarazo. No interesa ese tipo de vida, que quede claro, lo que interesa es estar bien con uno mismo.

Además, otro factor a tener en cuenta es la lactancia. Si vas a dar el pecho, olvídate de cualquier tipo de dieta o ejercicio. La lactancia provoca cansancio y requiere sacrificio. Tenemos que comer y beber mucho para estar en forma. El descanso es también imprescindible. Hasta que no dejemos de dar el pecho no podemos plantearnos una recuperación total. Y dar el pecho, según la mayoría de los expertos, es la mejor manera de recuperarse.

Líquido.

Es fundamental beber mucha agua. El embarazo provoca retención de líquidos y beber es el mejor método para eliminarlos. El agua sirve además para aligerar el estreñimiento (típico de las madres que acaban de parir). Si has dado el pecho, seguramente hayas perdido ya mucho de ese líquido. Otro método que el cuerpo usa para perder líquido es a través de la transpiración, sobre todo por las noches.

Alimentación.

Comer ligero. Es algo obvio, sí, pero no queda tan claro cuando una acaba de dar a luz. Has pasado el embarazo controlando la comida (sobre todo si no podías comer jamón o pescado crudo), sin beber alcohol, sin fumar... Y de pronto, puedes hacer de nuevo lo que te da la gana. La nevera es el primer paso de ese mundo nuevo que se abre a tus pies. ¿Y tienes que volver a controlarte? Si quieres recuperar tu figura, sí. No se trata de dejar de comer o de ponerse a dieta. Es tan solo comer lo justo: pocas salsas, poco pan, pocos dulces... Un clásico que nos ayudará.

Ejercicio.

Claro que sí, pero no todo vale. Mejor no correr, por ejemplo, hasta que hayan pasado unos meses (cuatro, según los médicos) para que el suelo pélvico no sufra (y no termines "arrastrándolo"; tu vida amorosa lo agradecerá...). Los abdominales tampoco son recomendables al principio porque pueden provocar separación muscular, algo que sólo se soluciona con cirugía. Hasta que el cuerpo no está preparado para ejercicios más agresivos, lo mejor es practicar yoga, una de las mejores disciplinas que existen para cuerpo y mente. Una vez preparada, los abdominales hipopresivos y el pilates sirven para muscular, sobre todo el abdomen, y el ejercicio cardiorespiratorio, como correr, sirven para perder peso. Siempre que la dieta sea la adecuada, porque no nos olvidemos: ¡el deporte da hambre!

Cosmética.

Cada vez son más los cosméticos dirigidos a la recuperación posparto. Hasta hace poco, sólo en las farmacias vendían productos reafirmantes y reductores destinados a las mujeres que acaban de parir. Aunque la mayoría de los expertos médicos se muestran escépticos ante la efectividad de los cosméticos posparto, muchos funcionan. Se trata de encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Faja? Muchos médicos la desaconsejan porque podría atrofiar los músculos si no se usa con moderación. Pero a veces, la faja es como un milagro. Sobre todo si toca celebración (ya sea boda, ya sea un fiestón al que hay que ir arreglado) y no queremos pasarnos la noche sin respirar...

Con todo, date un año. Es el tiempo mínimo que necesita el cuerpo para volver a su estado preparto. Mínimo, hemos dicho.

 

Pistas para recuperarse tras el parto

volver