Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Blog

>

¿Por qué retrasamos la maternidad?

¿Por qué retrasamos la maternidad?

El retraso de la maternidad más allá de la edad “recomendada” para el embarazo es ya una realidad en la sociedad de hoy en día. Cada vez son más las parejas que posponen la decisión de tener hijos, y el aumento de las cifras de bebés nacidos mediante técnicas de reproducción asistida reafirman este hecho. ¿A qué se debe?

Sin duda, la precariedad laboral o la falta de confianza en el futuro son algunos de los factores más evidentes a la hora de plantearse la llegada de un bebé. Además, muchas parejas coinciden en que prefieren esperar a tener la estabilidad económica suficiente o una situación laboral adecuada y estable para poder conciliar la futura vida familiar. También el hecho de no tener pareja, o simplemente el deseo de disfrutar del ámbito personal o profesional, hacen que la edad para tener hijos cada vez sea más tardía.

Sin embargo, como sabemos, retrasar la edad para tener hijos implica una menor probabilidad de lograr el embarazo. Es por ello que existe un progresivo aumento de la demanda y desarrollo de tratamientos de fertilidad y reproducción asistida. Pero además, cada vez son más populares las técnicas para la preservación de la fertilidad, que consisten en conservar los óvulos de la mujer durante su edad más fértil para utilizarlos posteriormente, combatiendo así los efectos del paso del tiempo. De esta forma es posible elegir el momento deseado para ser madre manteniendo altas las probabilidades de tener éxito.

No obstante, afrontar la maternidad superados los 35-40, aunque conlleva más riesgos y dificultades para la salud de la mamá y del bebé, tiene sus ventajas. Las mujeres que han vivido esta experiencia coinciden en que la madurez adquirida con el paso de los años es un valor añadido a la hora de afrontar la educación y el cuidado de los hijos. También la solvencia económica suele ser mayor y, puesto que ya se ha tenido tiempo de disfrutar solo o en pareja, la llegada del bebé se afronta como otra nueva etapa de la vida

A pesar de todo, cada mujer sabrá cuándo es su momento para vivir la experiencia de ser madre, así que, ¡mucha suerte! 

volver