Directorio de centros
Date de alta si eres un centro ginecológico o de fertilidad
Directorio centros fertilidad
Usted está en:

Tema del mes

>

Posparto en invierno, por la Dra. Julia Ramos

RSS
Posparto en invierno, por la Dra. Julia Ramos

 Aunque resulte difícil de creer, dar a luz en invierno puede tener sus ventajas tanto para la madre como para el bebé. A través de este post trataremos de aclarar algunos aspectos del posparto en esta fría y ajetreada época del año y os daremos algunas recomendaciones al respecto.

Hoy en día el frío de esta estación no suele suponer un problema, ya que las viviendas y los lugares públicos están bien acondicionados y no debe haber limitaciones en cuanto a la actividad familiar. Eso sí, es importante ir bien preparados, tanto el bebé como la madre, para no sufrir cambios de temperaturas importantes.

Por un lado, los profesionales recomendamos el uso de una faja de contención abdominal después del parto para que los tejidos vuelvan a su situación original. En invierno esta prenda se tolera bien, incluso se agradece su uso.

Por otro, es de especial importancia cumplir con el calendario vacunal en el bebé y llevar al día las vacunas recomendadas en los familiares que se encargarán del cuidado del mismo. De esta forma se evitarán las infecciones en épocas muy tempranas de la vida dónde el bebé aún no tiene una inmunidad adecuada, ya que todos sabemos que el invierno es una estación que favorece los resfriados comunes y la siempre complicada gripe.

En cuanto a los cuidados higiénicos después del parto o cesárea, se debe tener en cuenta lo siguiente: en caso de parto vía vaginal, sobre todo si ha sido necesario realizar episiotomía, se debe mantener la zona del periné desinfectada y seca para acelerar el proceso de cicatrización. Igual ocurre en la herida post cesárea. Quizás en el verano esto es más complicado de llevar a cabo ya que la playa y piscina incitan al baño y las heridas pueden tardar más en cicatrizar.

Un hecho que es bastante frecuente en el posparto, sobre todo tardío, es la caída del cabello, pero no os asustéis. En estos casos se recomienda seguir tomando los suplementos vitamínicos usados durante la gestación y algún champú anticaída.

Otra ventaja del posparto en invierno es que con las bajas temperaturas se consigue volver a una situación física de normalidad en menos tiempo, ya que las retenciones de líquido se resuelven antes. Por otro lado, en las gestantes que han padecido varices durante el embarazo es más probable que durante esta época del año su mejoría se evidencie algo antes.

Lógicamente el posparto trae consigo una serie de incomodidades, que unido a la atención continua de nuestro bebé, se hacen menos llevaderas. Pero realmente y exceptuando algunos pequeños detalles o aspectos como los que hemos comentado, cualquier época del año siempre es buena para empezar una nueva etapa de nuestra vida, por lo que en ningún momento os recomendaría que planificarais el embarazo o el parto en función del calendario.

Julia Ramos, Ginecóloga Especialista en Reproducción Asistida

volver